domingo, noviembre 05, 2006

Blanco y negro.

Image Hosted by ImageShack.us
La casa es grande y blanca y en el patio trasero resolvemos la vida cotidiana. La solución nos vino en un día de lluvia. Ambos le preguntamos a la misma gotita si la luz de la tarde aceptaría el placer que fuésemos capaces de darle. Placer real o ilusorio, pero compatible con esa vida efímera. La gotita cayó sobre una baldosa sin identificar y la respuesta se perdió sin proyectar imaginación ni tedio. Así fue cómo decidimos el piso en damero; el blanco y el negro nos ayudarían a alcanzar el paroxismo de nuestras voluntades. Argucia para justificar toda esa animalidad que aún no nos atrevíamos a hacer efectiva en los detalles más mínimos de la convivencia.

Hoy es domingo y llueve. La lluvia es un animal que suele entusiasmarse con nuestros juegos. A ella le toca blanco y a mí negro. No le temo a esta oscuridad calculada y de bella geometría. Avanzamos desnudos con los ojos vendados hacia el patio. Ella debe arrojar la ficha que de un lado es blanca y del otro negro, moneda acuñada por nuestros delirios.
La ficha blanca cae en casillero blanco. Jugada perfecta. Ella decide el resto del día: la amplitud de la lectura, el tipo de té, la forma y eficacia del amor, la ofensa precisa, el vacío necesario en la mirada, el recuerdo que se podrá evocar con no más de siete palabras blancas o sedientas. Ella decide si deberé lamer de su ombligo una sola gotita o toda la lluvia de la tarde.

Foto unsologato.

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Rompe la rutina.

http://www.whack.tk

noviembre 06, 2006 12:31 p. m.  
Anonymous g3 said...

"Esa gota de lluvia", tan transparente y tan pequeña, puede encerrar todo un universo. Es el que los "amantes" han elegido para que en un tablero de damas, por supuesto "blanco y negro", arrojen su ficha bicolor y quien acierte haga su voluntad. Deseo ilusorio, porque si el otro no participara activamente del juego, el tedio podría romper todo el encanto.

noviembre 10, 2006 10:13 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Reitero un viejo parecer. La literatura de lo nimio gobierna el impulso creativo de hoy. Ese afán descontrolado de ver lo que nadie màs ve nos ha llevado a la celebración de lo atómico de la vida.
Literatura de lo pequeño en al que yo tambien me encuentro encerrado, o demasiado sensible a los puntos que enlazados conforman la raya de las formas, los relieves y los fondos. No sé si se habrà entre todos un mejor exponente, o si todo esto es una mierda que verà nacer lo novedoso por lo contrario.
En cuento a los cuadrados negros y blancos. No hay mejos expresión de la voluntad, y en la lògica, del tercero excluido.

noviembre 14, 2006 1:24 p. m.  
Blogger frank said...

desatando la vida de manera lúdica
en las palabras elegidas
en las frases cuidadosas
como ramas de vid
eróticas

noviembre 15, 2006 12:05 p. m.  
Blogger Magda de los devastados said...

Toda la lluvia!!!!, obvio. Beso.

noviembre 15, 2006 7:49 p. m.  
Blogger unsologato said...

Pluvial agradecimiento en damero a los comentaristas que estamparon sus hormigas semánticas.

saludos felinos

noviembre 16, 2006 12:15 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.