lunes, octubre 30, 2006

Ventanas compensatorias.

Image Hosted by ImageShack.us
Habiendo ventana se puede detener la destrucción del día sin piel. Aunque la luz no haya sido del todo propicia o la oscuridad golpee los cuatro costados del arcidriche. También se juega con luz ausente. Y las ausencias terminan iluminando los rincones más absurdos del castillo de arena. Se intercambian miradas aptas para anidar en lo imposible, aunque las palabras se rompan las manos cayendo desde una altura mayor a la pactada por el abrazo. Se reinicia el juego. La luz cambia de posición: abre los cuerpos a la alegría. Permite a un árbol soñarnos desnudos. En un punto equidistante de la cópula ya no se sabe si las ventanas o los cuerpos son los que obligan a la luz a permanecer en esa posición sin tiempo, abarcando todo el cielo y toda la tierra.

(Sos mi ventanamor. Ayer en la tarde lo supe cuando te acercaste a esa geometría de vidrio y silencio y te reflejaste tan bella, con esa luz que se hamacaba en tus ojos y en todo tu cuerpo).

foto unsologato.

5 Comments:

Anonymous todosmistambores said...

Bellísimo texto. Bien por los períodos más breves.
Sos un maestro en el arte del tiro con arco. Diste en el centro de la espera, de la esperanza, de la despedida y de la bienvenida, en el centro del corazón; esto último ya lo sabés. Sí, en el centro del corazón ya hace como 192 meses.
Así como Apollinaire cantó las nueve puertas de su amada, podés pensar en nueve ventanas, y alguna más.

octubre 31, 2006 12:58 a. m.  
Blogger Magda de los devastados said...

Que lindo, que envidia de su bella, de que la miren con esos ojos de reflejo embelesado. Saludos.

noviembre 01, 2006 10:10 a. m.  
Anonymous g3 said...

Por "los cuatro costados del arcidriche" se oye una "Tocatta de Charles Widor para órgano; pone sonido a ese encuentro que este audaz, a hurtadillas, se anima a leer. Pero la música de fondo indica que el amor siempre triunfa y los amantes comieron perdices (antes, fueron felices... y después también). Un abrazo de osos

noviembre 01, 2006 9:16 p. m.  
Anonymous ecce homo said...

Solo de paso para, por lo menos, dar señales de vida a los colegas.
Un fuerte abrazo.

noviembre 04, 2006 4:08 p. m.  
Blogger Legabal said...

Ronroneo yo también con tus palabras. Lejanías de la cúpula, ausencias.
Pasaba por aquí y te dije : miau( Saludos, hechicero que transformas en gatos apacibles a quien te lee.^.)

noviembre 17, 2006 8:35 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.