domingo, febrero 18, 2007

Segunda oscuridad

Image Hosted by ImageShack.us
Los fantasmas frente a frente. Oscuridad crispada. Y todo ese silencio que golpea las ventanas donde nadie respira. Pero quedan suavidades agazapadas. Gritos de gozo que llaman a otras puertas. Quizás estén todas las preguntas equivocadas. O la herida tiene demasiados árboles. Árboles que le duelen a la tierra y al aire. No te respiro en estas hojas caídas. No me respiras. No te sostengo entre mis ramas. Los fantasmas se ríen de nuestros gorriones tristes. Somos también esa risa y el silencio de calles desarboladas.

Nos vamos cantando bajito la canción más oscura que hemos aprendido en esta piel…

Foto unsologato

3 Comments:

Blogger Frank said...

hermoso, Gato, hermoso
¿queda el pasado flotando en una vibración infinita en alguna parte del cosmos?

para los poetas sí.

abrazos nevados!

febrero 19, 2007 2:32 p. m.  
Anonymous g3 said...

¡¡¡ Muy bueno !!! Me hace acordar un poema que decía: "Sólo ha quedado en la rama / un poco de paja mustia / y en la arboleda la angustia / de un pájaro fiel que llama. / Cielo arriba y senda abajo / no haya tregua a su dolor / y se para en cada gajo / preguntando por su amor..."
Las vibraciones no se pierden, no solamente nos envuelven a cada uno, también son percibidas por los seres sensibles.

febrero 19, 2007 8:15 p. m.  
Blogger Magda de los devastados said...

Notable, la herida tiene demasiados árboles...me encantó. Abrazo besado crispado ennochecido.

febrero 20, 2007 10:20 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.