sábado, abril 02, 2005

Rojo y negro

Image Hosted by ImageShack.us

Al día siguiente iría a la casa de su amante. Ella lo recibiría con la misma alegría de siempre y con la misma timidez de siempre, le mostraría sus nuevos cuadros y se quitaría la ropa frente al espejo. Él miraría las pinturas con atención y el cuerpo de ella con ansia, sonreiría ante la ternura de esos gatos de ojos desorbitados y esas mujeres con caras tristes. Después harían el amor toda la tarde, varias veces. Ella encendería el televisor y escucharían perplejos la noticia: el Sumo Pontífice ha muerto. Entonces se quedarían abrazados en la cama, en silencio, esperando que se inicien los ritos funerarios. A él le pintarían el cuerpo de rojo con franjas horizontales negras y a ella de negro con franjas verticales rojas. Después los sacerdotes del rito de los dos colores encenderían la pira y quemarían ambos cadáveres. El humo negro y el olor de la carne quemada subirían al cielo donde el Sumo Pontífice no estaría soñando con otra pareja de amantes.

(Agradecimiento al Angelorum por la inspiración para este relato)

7 Comments:

Blogger frank said...

Amores carnales entre hombre y mujer emanan un perfume doble - rojo y negro
y el rojo va creando vida
y lo negro va, negándola
creo, espero, supongo
que el Papa moribundo era hincha del rojo
siempre y como sea, el rojo creador de vida
será mejor que el negro mortuorio

abril 02, 2005 2:47 p. m.  
Blogger Ángel mutante said...

Te agradezco Gatorum solis, tu agradecimiento. Me alegra saber que mis esperpentos sirven para algo en este valle de lágrimas artificiales. Tu rojo y negro está muy bien. Te felicito los bigotes y los ojos que ven en las tinieblas. Rojo: vida. Negro:muerte. Eros y Thánatos en armonioso equilibrio de amantes.
Besito rojo y más rojo que negro y nunca negro y siempre rojo el besito para tí querido Gato.
Chaoooo.

abril 02, 2005 5:24 p. m.  
Blogger Black Mamba said...

Ambos colores, rojo y negro, con distintas acepciones. Uno la energía y el calor, el otro la fría sombra y la negación del color en el haz de luz.
Ambos se aparean en vida y muerte:
Rojo: La sangre que corre por nuestras venas, pero también la sangre que se derrama y abandona nuestros cuerpos.
Negro: la oscuridad que se hace luz cuando abandonamos el útero y la oscuridad en que vamos cayendo lentamente unas vez que expiramos.
Hoy maullarás y sesearé: Adios Karol.

abril 02, 2005 10:47 p. m.  
Blogger e. said...

In paradisum
deducant angeli,
in tuo adventu
suscipiant te martyres,
et perducante
in civitatem sanctam,
Jerusalem.

Chorus angelorum
te sucipiat,
et cum Lazaro
quondam paupere,
aeternam habeas
requiem...”


Sí. Se necesita el Requiem de Fauré... Gabriel seguro lo escribió para un momento como éste...
Besitos en rojo, negro y azul. e.

abril 03, 2005 1:06 p. m.  
Blogger Magda de los devastados said...

Una mezcla furiosa, potente, ardiente, me gustó.

abril 03, 2005 4:54 p. m.  
Blogger unsologato said...

Doc. Algo así como Stendhal pero irradiando vida. El Papa creo que siempre abogó por la vida, más allá de nuestros desacuerdos.

Angelorum.Como ves los muchachos del barrio formamos una trama de letras donde colores y sensibilidades van tejiendo el placer y la dicha de otros. Gracias por tus rojos besitos.

Black Mamba. Has dicho bien el simbolismo y adiós Karol. Gracias.

Eli. ¿Cómo lo supiste? ¿Gabriel te lo dijo?
La noche del sábado 2 de Abril, apagué la luz y escuché ese Requiem dedicado al Papa muerto. Fue mi silencioso homenaje. ¿Pero cómo supiste que era Faurè y no Brahms? ¿Qué hada te dicta mi música?
Un ósculo vivace e molto adagio.

Magdalena. Tus visitas me hacen asomar al balcón y saludar la noche con el rojo necesario.

Gracias a todos.
Ósculos con ventanas al sol.
Ci vediamo.

abril 04, 2005 8:35 a. m.  
Blogger e. said...

jeje. Minino, yo no hablo con los muertos, ni sé viajar en el tiempo... Pero, tengo amplios poderes deductivos... y algo tan bello y tan etereo debió ser compuesto para alguien como el señor vestido de blanco, ahora con capa roja y pesada...
¿Cuál era la otra pregunta? ¿Qué hada me dicta tu música? ...es un secreto... No se lo contaré a nadie...
Besos traviesos, como esos que te dediqué con epitafio y todo, algún día... e.

abril 05, 2005 10:51 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.