miércoles, marzo 30, 2005

Strudel de manzana para una tarde gris.

Image Hosted by ImageShack.us
Es una tarde gris. El hombre frente a la ventana de todos los días mira el reloj y se pregunta a qué hora llegará ella con el strudel de manzana. Se está demorando demasiado. Tiene ganas de tomar el té con strudel de manzana y ella no llega. Pasan las horas. Se siente algo abatido. Ella le había prometido llegar con strudel de manzana.
Ya es de noche y la mujer no aparece. La llama por teléfono, una, dos, tres veces y no contesta. Son las cuatro de la mañana y la mesa sigue servida. Las dos tazas de té vacías. El azucarero de porcelana china. Los platos también vacíos para el strudel de manzana.
Ella no regresa. Nunca más vuelve a la casa. La buscan por todas partes. La policía y detectives privados. Pero nunca se vuelve a saber de la mujer que esa tarde debió llegar a su casa con strudel de manzana.
El hombre elige otra tarde gris y simétrica para sentarse frente a la ventana y pensar que le será imposible borrar de su memoria aquel horrible día en que se quedó con ganas de comer strudel de manzana con una taza de té.
Esa misma tarde gris, a la misma hora, a miles de kilómetros de distancia, la mujer saborea un exquisito strudel de manzana con una taza de Prince of Wales y recuerda aquella otra tarde gris y definitiva, en que tomó la decisión de dejarlo a él sin strudel de manzana.

17 Comments:

Blogger notemetasenmivida said...

Yo creo que el hombre se quedó con las ganas de ella.... Un Strudel de manzana no tiene mayor importancia en la vida de un hombre cuando el espera a una persona....

marzo 30, 2005 5:57 p. m.  
Blogger Juania Australis said...

Aquí estoy trabajando con un café cargado y sin Strudell.

Mientras lo leía se me ocurrió otro final...
"El hombre elige otra tarde gris y simétrica para sentarse frente a la ventana y"... ella aparece, después de su viaje por otra dimensión, en medio de la bruma con el strudell en sus manos...

Y otro final triste:
ella aparece al otro lado del muro de Berlín, sin el Strudell en las manos y sin libertad.

Un abrazo flores de La Pólvora.
Juania

¡¡Gracias por tus comentarios en mi blog!!

marzo 30, 2005 8:02 p. m.  
Anonymous Francisco said...

Eso pasa por querer Strudel de Manzana... menos mal que yo quiero mi kuchen de ruibarbo y nueces.

marzo 31, 2005 1:03 a. m.  
Blogger e. said...

Gris como la tarde simétrica de esperas... Yo no tengo nada en contra de los finales tristes... Y de hecho, éste no es triste... Al menos no para la mujer... Difícil decisión, dejar a alguien sin su Strudel... Pero una vez tomada, a disfrutar! Aunque, de haber sido ella, lo hubiera tomado con helado de vainilla... mmm... sí... justo así...
Besos a la mode, e.

marzo 31, 2005 2:19 a. m.  
Blogger Elisa de Cremona said...

Sí, es verdad, tratánsose de pasteles las mujeres somos muy egoístas. Compasrtiré todo, pídemelo TODO, en serio, menos que te dé de mis pasteles!

marzo 31, 2005 2:25 a. m.  
Blogger unsologato said...

Respuestas parciales y precarias:

Notemesentuvida. Difiero. Un strudel de manzana puede ser lo más importante del mundo.

Juania. Agradezco tus variaciones en la receta. Los finales felices pueden ser algo empalagosos. Entonces le podemos poner unos filetitos de vidriola ahumada acompañado con un Lapsang Sounchon. Un Ósculo del Salsipuedes!!!

Francisco. Efectivamente, cada quien con su pastel. Y cada pastel mcon su quién... o su nadie...

Eli. Coincido absolutamente, strudel calentito y helado de vainilla... Te confieso que la mujer estaba sentada en Salzburg, frente a la Mozart Platz. Ósculo con helado de vainilla y sonata K. 304 de Mozart para violín y piano.
(Vos al violín y yo al piano)

Elisa de Cremona. Entonces no te pediré pasteles, sólo te daré pasteles y vendrás siempre a mi Blog a llevarte tu porción. Ósculo torta de hoja con manjar y dulce de ciruela, puede ser del Mozart ñuñorkino, de aquí de Pedro de Valdivia con Simón Bolívar.

Gracias muchachos, muchachas, vuestra presencia alegra mis bigotes y el sol de mis días grises.

marzo 31, 2005 9:18 a. m.  
Blogger frank said...

Wow Gato! se pasó la tipa, así como así no más... pobre ñato non capice.

marzo 31, 2005 10:01 a. m.  
Blogger Sandra Carrasco said...

En esta mañana gris aún puedo sentir el sabor del Strudel!

marzo 31, 2005 11:13 a. m.  
Blogger Hans - El Ratón de Biblioteca said...

Gatuno: me hiciste recordar algo que me sucedió hace algunos lustros atrás. No era un Strudel de Manzana sino un Spaghetti al Pesto, acompañado de un buen mosto. Yo lo había preparado y esperaba por ella, que esa noche para mi era el helado de vainilla. Nunca llegó. Tuvo miedo. Miedo de que después de la cena, yo marcara mi territorio y ella marcara el suyo. Bueno, esa noche comí solo, buena parte del Spaghetti y todo el mosto. Al día siguiente fui a verla con un Strudel de Manzana. Ella aportó el helado de vainilla y conversamos. En cuanto el helado se derretía, nos besamos en un largo y apasionado beso. Los dejamos. Nos marcamos. Cuando volvimos por el Strudel de manzana, ya no estaba. Juca, su mascota, lo había zampado.

Moraleja: El Strudel no es lo más importante, pero ayuda a perder el miedo.

Abrazoceánico!

marzo 31, 2005 6:50 p. m.  
Blogger e. said...

Lo único que aprendí a tocar en el violín, fue Estrellita, ¿dónde estás?... y, aunque es una melodía del gran Wolfgang Amadeus M., no me sentiría calificada para tocar en ese maravilloso instrumento, ninguna otra cosa... Porque sonaría peor que una pelea entre tus primas mininas más chillonas... ¿Qué tal si hacemos otra cosa? ...Me acompañas al piano con su Exultate Jubilate, eso sí saldrá más digno para tu buen oído, ¡lo prometo! Y después de cantar, tomamos el Strudel de manzana a la mode... no te digo que perderíamos el miedo como Hans y la mujer de Juca, peeeeeeero... Nos la pasaríamos re-bien.
Besitines (ahora, son besos en patines!!!!), e.

marzo 31, 2005 7:09 p. m.  
Blogger Black Mamba said...

Me gusta el Apfel Strudel y las tardes grises, pero me agradan más cuando la lluvia ha dejado su rastro en las calles y Santiago se presenta en toda su tridimensionalidad. Soy del sur, soy Valdiviana ¡Qué más puedo decir!

Salu2

PD: Me gusta la estética de tu blog.

abril 01, 2005 12:37 a. m.  
Blogger unsologato said...

Continúan respuestas al strudel de manzana:

Doc. Se agradece el Wow. El strudel debió decir algo parecido en la boca de ella que tenía ojos de manzana y pasas.

Sandra. Continúan las mañanas grises y ciertos sabores permanecen para siempre. Ósculo manzana roja.

Hans, melómano y sibarita amigo. Donde haya un sabor, el Ratón de Biblioteca pondrá un recuerdo. GRacias por compartir tu strudel y spaghetti con nosotros. Permitime otra frase absurda: cuando beses a la muchacha del strudel cuidate de la mascota...
Abrazo vivace, che!!!


Mozarteana Eli. Así que el Exultate jubilate... mirá vos... por lo tanto, usted señorita del cuadernia café, debe ser una de esas sopranos que quiebran copas de cristal y divierten a los vecinos a la hora del amor... Te acompaño con mi piano de naufragios... Pero se me viene otra melodía, es un lieder de Mozart en italiano... dejame ver... "Ridente la calma" K. 152, bellísimo y no vas a tener que forzar tanto la voz, porque con el Exultate vas a terminar agotada. Viste cómo te cuido?
Este dueto continuará...
Ósculo peregrino e infalible.

Hola Black Mamba. Bienvenida. Gracias por tu visita, en una de esas andamos por el mismo barrio otra vez.

Saludísimos felinísimos a todísimos los amiguísimos que dejan su huellísima en esta arenísima...
Ci vediamo!!!

abril 01, 2005 9:40 a. m.  
Anonymous ángel entrópico said...

Sorry Gatito. El strudel de manzana me trae tan malos recuerdos que si sigo escribiendo voy a vomitar.
Un besito entrópico en tus bigotes.
Chaoooo.

abril 01, 2005 10:38 a. m.  
Anonymous unsologato said...

Angelorum. Menos mal que no me vomitaste los bigotes.
Felino, el saludo.

abril 01, 2005 7:58 p. m.  
Blogger Magda de los devastados said...

Agridulce, ese es el sabor del strudel de manzana ¿ no le contaste?, así sabría que el sabor que le dejó ella era el mismo.

abril 03, 2005 4:44 p. m.  
Blogger pame_figueroa said...

strudel para una valiente decisión...

buen relato... buenos relatos.

saludos

abril 03, 2005 9:21 p. m.  
Anonymous Ciudadano Urbano said...

Un gusto Ojo de Gato,
Realmente me fascina lo que escribe lo pille de la mera casualidad, lo encuentro bastante interesante...

Bueno, no me queda mas que felicitarlo,y decirle que si es posible pueda leer mi pequeño rincon literario y decirme usted que es lo que opina de mi trabajo...

Yo utilizo el fotolog como recurso para publicar mis creaciones, y realmente me gustaria recivir alguna guia o critica de cualquier tipo para poder mejorar,
en si le dejo mi Gmail para que no haya complicaciones...

Ro.nano17@gmail.com <-----Mail

De antemano muchas gracias...

Se despide cordialmente...

Atte...
Jaime E. Gonzalez T.

noviembre 11, 2006 2:11 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.