viernes, enero 07, 2005

Variación sobre una litografía de M.C. Escher.


Escher, Maurits Cornelis / Bond of Union / 1956 / Lithograph /25.3 x 33.9 cm.

No sabemos si este encuentro es un azar de moléculas o sucede en el sueño de un desconocido. No sabemos si somos responsables de tanta oscuridad o alguna vez tendremos un sol para dejarnos acariciar los cuerpos posibles de ese sueño, de ese azar. Lo cierto es que mi rostro comienza en el tuyo o es tu rostro el que comienza en el mío. O es la mera apariencia intercambiable y residual de nuestros rostros que giran en un torbellino delirante, sólo concebido por palabras que aún no hemos pronunciado. Quizás, somos nada más que un fragmento del otro y que el otro necesita para continuar hacia el vacío. El vacío perfecto donde las palabras tendrán una realidad más luminosa y no necesitarán rostros para jugar entre sí. Podríamos de una vez, atrevernos a decir, que esta mutua construcción, este fluido de fragmentos aleatorios que nos unen y nos separan a la vez, se parece a aquello que mueve el sol y las estrellas y que es mejor ya no mencionar... Posted by Hello

9 Comments:

Blogger kevinhurlt said...

saludos nomás, devolviendo la visita y aprovechando a este olvidado escher para fines protervos con alguna teenager incauta.
Suerte

enero 07, 2005 1:46 p. m.  
Blogger Sandra Carrasco said...

Wowwwww!! que lindo, me gustó esto!!
Hola Porteño, aqui de visita, estoy en viña hoy y aprovecho de actualizar y comentar.
Un Saludo Playero.

enero 07, 2005 9:56 p. m.  
Blogger frank said...

Esa es una pregunta inmisericorde - ¿Qué es la realidad? ¿Dónde se levanta la frontera entre lo palpable y lo onírico? Para nosotros los humanos esa frontera se diluye con una facilidad de humo. Es ingrávida y no sigue las leyes de la Física.
Hace años atrás escribí un cuento en que no sólo se confundían sueño y realidad, si no amada y amante, amistad y amor, pasado, presente y futuro. Estaba basado, por supuesto, en un sueño verdadero. ¿Sueño verdadero? ¿Existe tal especie? - está de más decir que el cuentito fue catalogado de "impenetrable, malo, loco, LSDíaco y masturbatorio". Ninguno de mis amigos lo entendió. Yo tampoco.
Hay milisegundos en que nos fundimos, ellas y nosotros, nos fundimos. Lamentablemente esos milisegundos pasan tan re rápido que muy pocos humanos en cada generación se dan cuenta.
Si se dieran cuenta más humanos - acabarían las guerras, la maldad y los suicidios.
Escher lo captó en un dibujo. Unsologato en un blog.

enero 07, 2005 10:34 p. m.  
Blogger unsologato said...

Doc: por esa magia de que una cosa lleva a la otra y que este universo es una trama misteriosa de relaciones, sería interesante que reeditaras ese cuento en tu blg... Sentí curiosidad de leerlo con tu comentario. Se anima, maestro?
Gracias.
Abrazo escheriano!!!

enero 07, 2005 10:46 p. m.  
Blogger frank said...

Gracias por la invitación. Primero debo encontrarlo - está en alguno de los milquinientos diskettes que hay en unas doscientas cajas!, bueno, lo intentaré, a pesar de que es más que largo para un blog. Mejor os lo envío al email. Dadme tiempo, Onelonelycat.

enero 07, 2005 11:00 p. m.  
Blogger Placeres No Culpables said...

Que lindo... y mi respuesta es ufff nu sep pero todo es tan dificil :P


saludines!!!

enero 07, 2005 11:22 p. m.  
Blogger unsologato said...

dejo este regalito:
http://dememoria.blogspot.com/

enero 08, 2005 11:23 a. m.  
Blogger Magda de los devastados said...

Escher es genial y en particular la litografía que escogiste. Son demasiados los significados y demasiadas las ideas, la imagen me rebalsa de sensaciones...ufff, me quedo con el sueño, me quedo con los rostros que son un poco del uno y del otro.
Te dejo un cariño que te haga ronronear.

enero 12, 2005 11:03 p. m.  
Blogger unsologato said...

sí... ronroneo... basta una sola palabra para que la alegría...
sí... eso mismo...
quién sabe...

enero 13, 2005 10:46 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.