viernes, diciembre 31, 2004

Tragedia argentina...

Alguna vez aprenderemos?
Estoy triste. ¿Por qué estas tragedias?
Le dedicaré a esta pena el hermoso Requiem de Faurè.
Un abrazo solidario a quienes les ha tocado sufrir en estas fiestas...

14 Comments:

Blogger frank said...

Mis sentimientos, desde en bodegón, a las víctimas de la tragedia en Buenos Aires.
Hay demasiada gente en el mundo dispuesta a hacer cualquier cosa, cualquier cosa! por dinero.
Esa avaricia sin control, criminal, ha causado ahora, como esta vez, como siempre, muchas víctimas.
No me vengan con que "el sistema...", "la presión económica..." o con "estudios psicológicos de los irresponsables..." - al grano: los responsables deben recibir el máximo de las penas legales que existen.
Y si vemos que no son demasiado duras, las cambiamos y las endurecemos.
El castigo debe ser - sí, también - ejemplar y ejemplificador.
Empezando por las autoridades que no controlan, que simplemente, no hacen su trabajo.

enero 01, 2005 3:59 p. m.  
Blogger Vit -O- Rama said...

Me sumo a sus palabras , y a la accion de respetar la vida en el dia a dia.

enero 01, 2005 6:51 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Respuesta Pendiente del año pasado

Doc, Porque me atacas con la frase ‘fanatismo religioso’ por creer en Dios? En alguien superior a mi. No puedo sentirme un pequeño mortal hijo de Dios Todopoderoso?
Qué puede hacer tu mano que está al final de tu brazo para detener un maremoto o un terremoto?
Qué puede entender tu cabeza de los pensamientos de Dios?
Me puedes explicar para qué?, ojo!! no por qué?, ocurren estos cataclismos? para qué le puede servir a la humanidad vivir esta experiencia?
Por otra parte, no se trata de ‘rezar para que los volcanes no exploten’ si no de entender qué le dice Dios a la humanidad.

Francisco, Dios no va a desaparecer nunca, siempre va a estar esperando por quienes lo acepten en su corazón. Es cosa de elegir entre bendición y maldición, entre la vida y la muerte, convertirse y ello hasta el término de tu existencia.

En lo personal los milagros de ayer me prometen los milagros de mañana. Tengo un memorial de Dios en mi vida. Tengo un recuerdo de Dios imborrable que me hizo volver a creer después de muchos, muchos años.

enero 02, 2005 1:17 a. m.  
Blogger frank said...

Anónimo, estas cosas podemos discutirlas directamente y no en el blog de Unsologato - tienes mis emails personales.
No estoy en contra de los que creen en un ser sobrenatural todopoderoso invisible y eterno, tal como no estoy en contra de si mañana alguien cree en hadas, duendes, en los árboles o en ovnis. Eso es algo personal e íntimo y lo respeto.
Estoy muy en contra cuando esa creencia personal en algo trata de ser difundida a la gente diciéndoles que esa y sólo esa, y nada más que esa es la absoluta verdad.
Eso es un angaño. Es asegurar algo de lo que no se tiene ni la más mínima evidencia.
Una persona tiene "fe", es decir "cree sin pruebas" - tiene todo el derecho personal de hacerlo. De eso, a asegurar públicamente que la "salvación contra los cataclismos naturales" está en sus creencias es simplemente falso. Es engaño. Es absurdo.
La única manera lógica y adulta de salvarnos ante catástrofes naturales es un mejor conocimiento de los fenómenos físicos y un mejor mecanismo de prevención y alarma.
Esa es la única verdad concreta. Lo demás... edificios de nuestra imaginación.

enero 02, 2005 2:08 p. m.  
Blogger Apóstol said...

2 ene 2005
Unsologato, perdona por debatir en tu espacio, pero debo responderle aquí a Doc, porque en esta ínsula todo comenzó.

Doc, yo di mi opinión, eran no más de 2 líneas, las que te molestaron tanto que se entabló este debate.
Porque no respetas mi opinión? Mi punto de vista es tan valioso como cualquiera.

Si te fijas bien, la pregunta que hice fue: “Qué puede hacer tu mano que está al final de tu brazo para DETENER un maremoto…”?. No me referí a como minimizar, prevenir o alertar sus efectos. Era una pregunta espiritual.

También pregunté retóricamente: “PARA QUÉ le puede servir a la humanidad vivir esta experiencia?”. Doc tienes respuesta a esa pregunta?

Tu has dicho: “…esa creencia personal en algo trata de ser difundida a la gente diciéndoles que esa y sólo esa, y nada más que esa es la absoluta verdad”, no fui yo quien lo dijo, está textual.

Solamente presente mi opinión y por ahí dije: “En lo personal los milagros de ayer me prometen los milagros de mañana. Tengo un memorial de Dios en mi vida. Tengo un recuerdo de Dios imborrable que me hizo volver a creer después de muchos, muchos años…”, todo el tiempo hablé en primera persona. ¿Porqué no puedo decir públicamente una vivencia? Yo no aseguro nada, solo cuento mi experiencia, un testimonio, porque creo (sin pruebas ni evidencias, sólo por fe) en Dios.

Demuestras una intolerancia extrema, casi cristanofóbica.

Por otra parte yo no “aseguré públicamente que la salvación contra los cataclismos naturales está en sus creencias…” eso, entre comillas, lo escribiste tu.

Con el conocimiento de la ciencia e inteligencia que Dios te regaló - según mi óptica - como explicas que no hay animales muertos por el tsunami?. Por que son capaces de presentir el peligro y huyen, y nosotros no?, A que se debe este comportamiento de los animales frente a desastres naturales tan devastadores como éste?
En mi opinión (personal), creo que ellos tienen esa habilidad que los seres humanos hemos perdido por estar atados a cosas materiales, ensimismados, no escuchamos en nuestro interior...


Para no molestar mas a unsologato con este debate, los interesados pueden visitarme en: http://elrecuerdodedios.blogsopt.com

enero 02, 2005 11:44 p. m.  
Blogger unsologato said...

Permiso... Doc y Apóstol. Encantado que sigan en este espacio tratando de convencerse mutuamente de la existencia-inexistencia de dios.

Sobre la tragedia Argentina, quiero decir algo más: Signo atroz del subdesarrollo, combinación fatal de un infradotado que encendió una bengala, de empresarios irresponsables a quienes sólo les interesa el lucro y de un estado que ha perdido toda capacidad de control sobre lo público. Lamentable y triste, pero que debe servir de lección para evitar futuras desgracias de este tipo.
Dios... dios... Dios... dios... para mí, tan sólo una pregunta... no una respuesta... del cristianismo rescato ciertos valores, que no son exclusivamente cristianos sino que están inscriptos en una moral natural accesible a todos los seres humanos guiados por su recta razón. Rechazo toda forma de fanatismo, respeto todas las creencias. Del espíritu religioso lo que tomo mayormente es el tema enorme que dio a tantos grandes artistas, sin esa peregrina idea de un dios, qué habría sido de Michelángelo, de Bach, de Mozart... quizás lo hubieran hecho igual de bien. Pero confieso mi pasión por ese tipo de discuciones (bastante bizantinas a esta altura de la posmodernidad), pasión que encontronca más con lo humano y la búsqueda de la belleza.
Muchachos, contendientes de dios y la nada, respétense por sobre todo, discutan sin maltratarse...
(Un guiño... con un poco más de complicidad para el ateo Doc, que para el creyente Apóstol, pero más allá de eso, bienvenidos a mi casa... es un espacio de juego... donde están siempre las ventanas abiertas para que entre el sol y salga la luna y vuelva a entrar la luna porque es amiga de los gatos...)
Entonces... que jueguen las palabras...
Abrazo felino (más creyente en el hombre que en el dios... qué che le va cher...)

enero 03, 2005 8:22 a. m.  
Blogger frank said...

Bueno, con el permiso de Unsologato seguimos la conversación aquí.
Apostol, discutir sobre Dios es imposible. El asunto con Dios es o crees que existe o no crees. ¿Se puede discutir respecto de algo de lo que no se tiene pruebas que existe, no hay evidencias que existe, no se sabe cómo es, ni dónde está, ni qué es? Imposible!
Dios es una "idea", una "ocurrencia", Una "posible explicación sobrenatural a la existencia del Cosmos".
Es eso. ¿Posee esa idea pruebas racionales y concretas de su veracidad? Ninguna. Nada. Cero.
Es decir, o crees esa explicación o no la crees. Pero al menos reconoce que la idea de Dios no se puede medir, pesar, comprobar, evidenciar o asegurar de manera alguna.
Por lo tanto, discutir sobre algo tan absolutamente imaginario es perder el tiempo.

En todo caso, reitero que yo no estoy en contra de que alguien crea en algún tipo de Dios de manera personal. En algo que le explique los "por qué" de la vida. Somos libres.

Yo estoy en contra de la religión como institución. Manejando, manipulando los espíritus y las vidas de las personas. Metiéndose en lo que como, en con quién me acuesto, con quién me caso, metiéndose en el útero de las mujeres, y metiéndose con su ciclo menstrual, en lo que leo, y veo y haciendo alarde de decidir si me "salvo" o me "condeno", metiéndose en política, manejando billones y billones en propiedades, canales de TV, diarios.
Estoy absolutamente en contra de la religión misionera, que va a "llevarles a las gentes la verdad".
¿Con qué derecho se auto-endilga la poseción de una creencia "superior" a la de otros seres humanos?
"Vamos, indio! tu dios es ridículo, el mío es cool! tienes que cambiarte de creencia hermano! hasta traje el agua bendita".

Estoy muy en contra de la religión-masa, histérica, milagrera, de procesión, de propaganda. Con ese tipo de religión barata como "La Pasión de Gibson", apoyada con un sinnúmero de websites religiosos "explicando" y "comentando" la película. Una campaña de publicidad que le dió envidia hasta a la Coca Cola.
Y con la religión-mafia y mentirosa - tratando de desmentir verdades científicas, de engañar a la gente para mantener poder. De controlar los programas educativos para lavar cerebros de niños y jóvenes con leyendas y mitos.

Una persona que en su casa, de noche, ora a algún tipo de Dios pidiendo amor, paz y respeto entre los hombres tiene todo mi apoyo. Sea cristiano, judío, musulmán, hindú, bramaista, shintoista, budista, taoista...
pero si esa persona mañana, golpea mi puerta trayéndome "libritos de la verdad", y tratando de "convertirme", quiere decir que por las noches reza por respeto, pero en el día no respeta a los demás.
Y lo pero de todo: no respeta el espíritu de los demás.

¿Voy yo a golpearle su puerta con "mi" verdad?

Pero estoy siendo injusto con la mayoría de las religiones. La gran mayoría no son así de agresivas. Sólo dos religiones son "misioneras", "conquistadoras", "conversoras" - el Cristianismo y el Islam.
Todas las otras viven tranquilas y sus creyentes no molestan al resto del mundo.

Ojalá cristianos y musulmanes alguna vez aprendan a vivir y dejar vivir.

enero 03, 2005 2:17 p. m.  
Blogger unsologato said...

Muy... pero muy de acuerdo con Doc.
La discusión sobre "dios" debe ser en torno a esa "idea" que no deja de ser fascinante, desde muchas disciplinas, especialmente la teología (que es una de las ramas más terribles de la literatura fantástica)... Sobre la militancia, de acuerdo con Doc... ya pasaron los tiempos de andar imponiendo ideas a los demás... Que las ideas se impongan solas por su propio peso, por su veracidad y falsedad según la conciencia libre de cada uno.
... Y pensar... que uno fue católico... y militante... Me da un poquito de vergüenza ese pasado... todos tenemos algo de qué arrepentirnos, pero creo que esa experiencia me abrió a la visión del otro, a su dolor y sus necesidades... Como la humanidad, los seres humanos individualmente vamos pasando de una infancia creyente (infantilismo) a una adultez más libre y menos sometida a dogmas...
Dios es una hermosa idea... una bella nostalgia... y no olvidemos el certero anuncio de Nietszche: El critianismo mató a Dios... Y ahora nadie va a resucitarlo, no hace falta, sólo hace falta que seamos cada vez más humanos, más libres, más conscientes de nuestros derechos y deberes y de las necesidades del prójimo...
Abrazo agnóstico!!!

enero 03, 2005 2:28 p. m.  
Blogger frank said...

La idea de un algo superior que "mira desde arriba el Universo" es fascinante. Pero no deja de ser una "idea", un "modelo".

Esa idea ha cambiado y ha ido transformándose con los tiempos y lugares. A todos les recomiendo un libro buenísimo de Karen Armstrong llamado "La Historia de Dios: 4,000 años de Judaismo, Cristianismo e Islam".
Ojo! traducción mía - no sé si está en castellano.
En inglés se llama: "A History of God: a 4,000 Year Quest of Judaism, Christianity and Islam".

Cómo nació, qué es y cómo el concepto de Dios ha ido evolucionando con los tiempos y la cultura humana.

Otro libro interesante es "God: A Biography" de Jack miles. Una biografía de la idea de Dios. Histórico y filosófico.
Pero recomiendo empezar por el primero.

enero 03, 2005 2:46 p. m.  
Blogger unsologato said...

Gracias Doc. El capítulo de Erik Fromm en el arte de amar, sobre el amor a dios, también arrojas luces sobre el asunto.
saludísimos con el dios náufrago!!!

enero 03, 2005 6:35 p. m.  
Blogger Apóstol said...

Estimados Doc y Unsologato:

Aún no termino de leer todos los comentarios, una vez que lo haga, les escribiré.

enero 04, 2005 2:09 p. m.  
Blogger Hans - El Ratón de Biblioteca said...

Unsologato, permiso.

Doc y Apóstol: Espero que entiendan el motivo por el cual estoy entrando en esta discusión, pero el tema es cautivante y creo tener algo que decir al respecto, no con el objetivo de cambiar vuestras creencias o imponer alguna verdad, sino con la esperanza de llevarles alguna luz. Antes de proseguir, dos sencillas preguntas: ¿cuál es la verdad?, y ¿quién sabe todas las respuestas? En mi largo caminar en la búsqueda de la verdad, lo cierto es que cada vez que siento estar cerca de ella, he sentido lo lejos que estoy de ese objetivo. ¿Qué podré decir con relación a Dios?

Es propio de todos los hombres hacer preguntas, y eso está bien. Algunos avanzan pocos pasos y se conforman con algunas respuestas. Estos son los Creyentes y créanme, envidio su felicidad. Otros avanzan un poco más y creen haber respondido algunas de las preguntas, y se sienten defraudados porque exigen respuestas a todas. A estos no los envidio, porque son abiertamente Ateos. Algunos pocos saben que por más preguntas y respuestas, estas respuestas siempre son pasibles de crítica y de enfrentarse a nueva mirada, alimentan su caminar con estas respuestas hasta que el contacto con una nueva mirada los hace cuestionar aquella respuesta y prosiguen con aquella que más los satisface. Estos son los Agnósticos y buscadores de la verdad, sabedores que múltiplos son los caminos que llevan a ella (la verdad) y que detrás de ella encontrarán a Dios. Por ello es que donde hay dogmas o existen personas o instituciones filosóficas o religiosas que tienen la arrogancia de indicar que son poseedoras de la verdad, me atrevo a afirmar, que están equivocadas y sólo sirven de desvío y actúan como placebo.

Respeto a los Creyentes, a los verdaderos, porque tan grande es su fe que no buscan el proselitismo, sino contagian su fe por sus obras. Respeto a los Agnósticos, que buscan la verdad, pero cuando encuentran respuestas las cuestionan o al menos aceptan que es su verdad no la verdad, en cuanto no logren su objetivo. Respeto a los Ateos, porque se que están por el camino equivocado, pero solo se sabe cuando se busca. Esto se llama tolerancia y en mi caso ella persiste en cuanto otro sea tolerante conmigo o no se aplique la tolerancia extrema. Ambas son malas, la intolerancia y la tolerancia extrema.

Doc y Apóstol: cada cual debe buscar su camino, sin obligar a otros caminar por el mismo sendero. Como máximo puedes convidarlo, pero aceptar desde ya el primer no. Es preferible siempre seguir el propio camino, pero pocos son los hombres como Zaratustra, que se refugian en una cueva para buscarla, de forma aislada. Por ello, entiendo a Apóstol, ya que es natural que el hombre desee compañía. Pero también entiendo a Doc, que prefiere una búsqueda por si mismo. Amigos, si me dejan llamarlos así, prosigan su búsqueda de Dios y de la verdad, no la abandonen. Pero no compitan, porque de esa forma me atrevo a estar seguro que nunca la encontrarán.

Como regalo, unos versos (fragmentos) de Pessoa, traducidos por mi desde el portugués:

Pensar en Dios es desobedecer a Dios,
Porque Dios quiso que no lo conociéramos,
Y Dios nos amará haciéndonos
Bellos como los árboles y las vertientes,
Y nos dará verdor en la primavera,
Y un río donde ir cuando acabemos!...

(El Guardador de los Rebaños, 1911-1912, verso VI)

enero 09, 2005 11:06 p. m.  
Blogger unsologato said...

Hans. Gracias por tu aporte. En nombre de dios y del diablo. En nombre de la naturaleza y del vacío. Con el poema de Pessoa zanjaste toda discusión. Bellos versos. Pessoa siempre certero y melancólico. Estas cosas me confirman en mi verdadera fe: la belleza... y dios termina siendo una bella idea... A veces sueño con los cabalistas que buscaban el nombre de dios... y con una suerte de panteísmo donde cada uno de nosotros contribuye a la conciencia de ese ser que abarca todo y que se está haciendo y edificando a cada instante... Y me diluyo en esas ideas... y viene Bach... con una pasión o Mozart con una misa y hasta me creo creyente... pero es sólo un juego... porque los gatos son juguetones...
Saludos a todos... los bienaventurados y los condenados...

enero 10, 2005 12:41 a. m.  
Blogger Roberto Iza Valdes said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

noviembre 02, 2005 2:27 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.