martes, diciembre 28, 2004

(Tchaikovsky. Cuarteto de cuerdas Nº 1 op. 11)

hay suficiente luz
los fantasmas también sonríen
a los pájaros ciegos
la ventana permanece quieta
en la paz de sus árboles

(deberíamos negar esta alegría
pero no nos atrevemos a hacerlo)

3 Comments:

Blogger unsologato said...

Me he sentado a esperar pacientemente, que C. ensaye una variación de este pequeño texto. Ojalá que eso suceda.

diciembre 28, 2004 4:36 p. m.  
Blogger Cpunto said...

Ilumina mi lámpara
todas tus sonrisas
incluso a los fantasmas sin alas
que igual a pájaros ciegos
enmarcan la invisible ventana
esa que dejaste abierta
cuando te marchaste
cuando no volviste

(debería olvidar esta tragedia
pero con los fantasmas, no podemos
incluso los árboles recuerdan)

gracias por esa espera, que me honra

diciembre 28, 2004 10:34 p. m.  
Blogger frank said...

¿Por qué negar alegrías?
ese frágil instante de perfección
entre notas musicales, espacio y ánimo
debe conservarse y gozarse
y gozarse de nuevo, al compartirlo
nunca negar alegrías
voto por el hedonismo

diciembre 29, 2004 3:21 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.