martes, diciembre 28, 2004

Algo que termina con una pregunta que no pretende quitarte el sueño ni las flores del ombligo.

No somos del todo estúpidos.
Esa y sólo esa debía ser la primera frase del siguiente post.
Hasta ahora se cumple el pronóstico del tiempo: avanzamos con algo de sol hacia la muerte. Cualquier muerte, la nuestra, la de las mariposas rojas y negras, la de los objetos incognocibles etc.
Entonces nos permitimos decir lo primero que se nos venga a la piel, a los sesos, al corazoncito que hace ti pi te pe ti pi te... o un sonido esterofónico similar. A nadie le importa demasiado, porque se creen más inteligentes que la mayoría. ¿Y eso a qué viene, querido náufrago? A nada específicamente. Es el mero deambular por las palabras, para que ellas mismas hagan justicia. Pobrecitas.
Es todo tan increíble.
Tan absurdo, pero hermoso.
Somos incrédulos, pero al menos creemos un poquito en la incredulidad misma... Y desconfiamos... Y nos seguimos riendo un rato más...
¿Pero... estás seguro que a tu sonrisa no le hace falta una pregunta que la deje al borde del abismo?

8 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Mejor dejar que el cuerpo hable, cuando las palabras no dicen mucho

diciembre 28, 2004 9:12 p. m.  
Blogger Alvaro Magaña Tabilo said...

Te iba a copipatear unos versos del 95-96 que encontré, pero ya lo manié dejándolo por todos lados, ya encontraremos algo que decir e vez de levantar kilos de fierro oxidado... pobres de mis manos

diciembre 28, 2004 11:07 p. m.  
Blogger frank said...

Y es que eso es todo. La sonrisa y más que nada, el interés. La curiosidad. Cuando en el Universo aparece la curiosidad, empieza a aparecer el hombre, nosotros.
Y si la acompañas de una sonrisa, está hecho!

¿Incredulidad? pues claro! - no necesitamos creer cosas, necesitamos descubrir, interesarnos por cosas - leyes físicas, químicas, cómo manejar el átomo, cómo manejar los genes, como ahorrar energía... descubrir nueva música, nuevos artes, romper barreras a través del arte... hacer, hacer, hacer... eso necesitamos.
No necesitamos creer.
Creer ¿en qué? - en leyendas? cuentos de hadas? paraísos?
No. la realidad que nos rodea, El Cosmos, su estructura y funcionamiento son millones de veces más interesantes y fascinantes que dioses, brujas, dragones y ángeles inventados.
Tenemos la maravilla ante los ojos - el mundo físico.
¿Necesitamos dioses? - No. Yo no.
¿Necesitamos almas? - No. Yo no.
Pisemos la tierra y sintamos el viento. Entendamos el Universo. Y cada vez que damos un paso más, hagámoslo con alegría, con una sonrisa de niño - con eterna curiosidad.

diciembre 29, 2004 1:52 a. m.  
Blogger Vero Patitas said...

PObrecitas las palabras, sí... al servicio de lo que sea
saludillos nuevoañeros!

diciembre 29, 2004 1:04 p. m.  
Blogger notemetasenmivida said...

Yo quiero ser grande y escribir como tu

diciembre 29, 2004 4:49 p. m.  
Blogger Soledad said...

El Comunero

I

Hemos apiñado palos y piedras, encendemos
fogatas, Pues hay cosas
más duras que sequías,
peores que las hojas
hundiéndose en granizo.
Sin embargo, estas ramas peladas
no podrán devolvernos nuestra casa,
mujeres o sembríos, (partidos
en medio del combate
no sirven para nada).

II

Vienen los hijos
del diablo, sobre hinchados
caballos, con fusiles.
Y aún amontonamos ramajes de huarango
hasta espinar el aire.

Antonio Cisneros,

diciembre 29, 2004 10:43 p. m.  
Blogger unsologato said...

Notemetasenlavidadelosdemás...

...yo soy pequeño... y estoy aprendiendo a escribir como puedo...
gracias...

diciembre 30, 2004 8:54 a. m.  
Blogger unsologato said...

Gracias. Soledad. Gracias. Otro gracias. Tres gratitudes más.

enero 03, 2005 10:50 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.