domingo, diciembre 19, 2004

Piedras, sólo piedras, nada más que piedras...


He juntado estas piedras para ustedes. Son piedras volcánicas de las playas de Bahía Cumberland en la Isla Robinson Crusoe. Pueden tomarlas y hacer con ellas lo que quieran. Pueden, por ejemplo, usarlas para moler ají o arrojarlas contra el horizonte o pintar algún mensaje en su reverso y devolverlas al mar.
¿Qué van a hacer con estas piedras? Posted by Hello

15 Comments:

Blogger Lulu Bi said...

Las guardaria.. una por cada amor... uy que tendria piedritas jejejejejejeje

Ahora necesito una roca!!! jajaja en fenz... adoro las piedras.. tengo hartas y solo las guardo.... kisses

diciembre 18, 2004 10:28 p. m.  
Blogger Juania Australis said...

Yo ya pinté...
Un mapa del tesoro de mi amada isla...
El mapa con su silueta, la silueta de la Isla Robinson Crusoe...

[Trataré de publicar en mi blog una foto de esta piedra pintada con el mapa de la isla. La pinté en el año 1999].

Roberto me contó de tu blog -aún no leo nada más que este último post-. Lamentablemente no puedo acceder aquí desde mi oficina -desde mi casa no tengo presupuesto para pagarle a la Telefónica-, lo mismo me pasa con el blog del Roberto. Insisto, ustedes deben ser por lo menos doble equis (xx). jajajaja

Un abrazo Fernandeziano. Te espero en mi blog:

http://islasdeltesoro.blogspot.com

diciembre 19, 2004 12:20 a. m.  
Blogger frank said...

Ya lo averigué.
El próximo trasbordador de la NASA me cobra US$7,500 por llevarlas al espacio y liberarlas allí.
Cada una se alejaría a algún rincón del Universo - algunas se encontrarían con sus antepasados. Otras serían adoptadas por planetas naciendo. Otras, seguirían viaje para siempre, para siempre...
Empecé a juntar dinero.

diciembre 19, 2004 12:26 a. m.  
Blogger frank said...

ACLARACIÓN:

No tengo idea por qué, tenía la sensación misteriosa que nuestro amigo Lonely Cat era argentino.
Pero allí muy claro dice que escribe su blog desde Santiago de Chile.
No es nada terrible, pero mi única disculpa es que soy super ultra re contra volado.
Eso no más.
Nos vemos!

diciembre 19, 2004 12:28 p. m.  
Blogger unsologato said...

Y... sí... che...
qué che le va cher...
nadie es perfecto...
y mucho menos sho...

abrazo de tango!!!

diciembre 19, 2004 8:21 p. m.  
Blogger Placeres No Culpables said...

Isla Robinson crusoe!!! debo conocerla algún día...si voy te intercambio las piedras repetidas :P jajajja


saludines!!!

diciembre 19, 2004 9:09 p. m.  
Blogger miursa larante said...

La agregaría con el resto de mi colección de piedritas en mi mini pecera de vidrio...

diciembre 19, 2004 11:31 p. m.  
Blogger Vero Patitas said...

¿Y vale tirarle piedrecillas a los clientes insoportables de la tienda?
Es que esta navidad está sacando mis instintos más primitivos.
ah, y respecto al post anterior... yo me habría apuntado feliz, sólo que en mi caso el envío se complica un poco.
Jaguever, que buena iniciativa

diciembre 20, 2004 1:09 p. m.  
Blogger notemetasenmivida said...

Yo, alguna vez en algún río, encontré una piedra marciana con forma de barco. No era un meteorito, pero tenía razgos... Ahora esta en el ropero de mi padre...
Sabes, tantas cosas que decir sin que nos conozcamos. Es increible la virtualidad de algunos seres, misántropos en la realidad y amistosos en el cibermundo.
Sobre miursa... ;)

diciembre 20, 2004 7:25 p. m.  
Blogger Cpunto said...

Tomaré sólo una y la dejaré para siempre en mi bolsillo, cuando quiera elevarme ese día la dejaré caer, entonces, nunca volveré.

diciembre 20, 2004 11:41 p. m.  
Blogger frank said...

Y respecto a mi equívoco (creyendo argentino a Unsologato) y la imitación que él hace del acento bonaerense en su contestación.

De nosotros los chilenos también se ríen por nuestro acento en otras partes. Somos conocidos como los "shilenos", ya que no decimos Chile, decimos Shile, y shiquillos.
Y también nos ubican por el "al tiro!" y por el "ya, pó!" - expresiones absolutamente chilenas.
Ah! pero más que nada, nos ubican por la absoluta y total carencia de eses al final de las palabras cuando hablamos:
- Ahí viene el bú!
- cuidado con lo auto!
- están bonita lah corbata!

Costumbre. Ya no nos damos cuenta. Nos damos cuenta cuando estamos con otros, con otros hablares y acentos.

Comentario al pasar.

diciembre 21, 2004 10:46 a. m.  
Blogger unsologato said...

... ma qué imitación...
absolutamente argentino... porteño... pero de los buenos, che...
abrazo celeste y blanco!!!
(vos ponele el solcito, che!!!)

diciembre 21, 2004 6:45 p. m.  
Blogger frank said...

Ahí está la cosa! - no andaba "tan perdío".
Tengo una aceptable lista de amigos "trasandinos", o sea del otro lado de Los Andes (para ellos los trasandinos somos nosotros!)
Marcelo, el cordobés, al que ubican por el posteo en el Bodegón.
Pero también E., que es un genio onda Einstein! y ex porteño.
P. y D. y toda su re linda familia - ellos de Rosario.
Y A., porteño de cepa, ahora venteándose por New York.
Y dos que fueron de La Plata - M. y N. ellos permanecen allá en Israel.
Gente muy valiosa.

Increíble, los conocí a todos fuera de Sudamérica - los argentinos son tan pateperros como los chilenos.
Saludos!

diciembre 21, 2004 7:57 p. m.  
Blogger Roberto said...

Ya. Quiero piedra y libro.
Lo que no deja de ser una petición de por sí, poética.

En rigor cada piedra es un diamante en bruto, y cada libro es palabra al viento.

Ya se me ocurrirá algo para hacer un imbunche con todo esto...

diciembre 22, 2004 8:41 p. m.  
Blogger Kika said...

Usaré unas cuantas para llenar baches. Cuando uno ha cometido un error tan grande que al recordarlo sigue la vergüenza, o la risa, o el coraje, lo mejor es rellenar el bache con piedritas. Remedio infalible y absolutamente terapéutico. Basta arrojarlas con fuerza al mar, hasta que el brazo no pueda más. Y como son, ni más ni menos que de la isla Robinson Cursoe, seguro surtirán efecto inmediato.
Gracias por el regalo.

diciembre 22, 2004 9:32 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.