viernes, noviembre 27, 2009

(Luz Nº 5146)



No hay lugar para que la luz se deshaga de nuestros pensamientos. Los abandonos de piel sacian desiertos de ansiedad. El agua arrastra cadáveres que nos hacen señas para acercarnos a otra voz. Tampoco hay otra voz. Sólo canciones tristes que golpean la garganta de los pájaros que evitan la luz. Luz que nos arranca los ojos antes de tomar la punta del ovillo y asegurarse que no hay compra ni venta posible de esos cuerpos nocturnos. El edificio se mantiene en pie pero las puertas y ventanas han sido canceladas con un solo golpe de azar. Nos abrazamos con pánico sabiendo que los pájaros nos escupirán la cara y untarán sus alas en nuestra mierda para escribir en el cielo mensajes de esperanza. No hay posibilidad de que el cuadrado de la tierra coincida con el círculo del cielo, sólo mirada de ojos arrancados, luz en fuga.


Foto unsologato.

1 Comments:

Blogger Frank H. said...

ese pasado, mi amigo, que quiere ser presente

un abrazo desde lejos!

noviembre 28, 2009 12:39 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.