lunes, octubre 05, 2009

(Crispación 5099)


Crispación de cielo derramado. O boca entreabierta en desaliento que no es mueble indiferente: cama o mesa. Placer que detiene el avance de las paredes. Entrega inmediata sin destinatario, sin remitente. Silencio de un ombligo a otro ombligo. Persecución de un abrazo que no contagia suficiente tedio. O el remolino que devora la capa más superficial del beso. Y otro beso que no desmiente el anterior. Aunque no se conjure toda la piel en boca. Todo el insomnio. Todo el deseo que repite las formas de pararse y acostarse, para una misma penetración de sentido. O sinsentido, que no sea cópula. Bella cópula. Pero deviene en ventana que transmigra esos cuerpos hacia luz más inestable. Luz que no es evidencia de nada, ni consuelo, ni entendimiento de pieles que se acurrucan toda la tarde de lluvia. Luz envilecida por la lluvia. Luz en abrazo de cuerpos que crispan el cielo derramado.


Foto unsologato.

2 Comments:

Anonymous g3 said...

"Luz en abrazo de cuerpos que crispan el cielo derramado". Y todo eso, que es una enormidad, es gratuito. Como las palabras, los sentimientos, las sensaciones, las presencias y las ausencias. Eso y mucho más es ni más ni menos el hoy.
Un abrazo de osos.

octubre 05, 2009 7:34 p. m.  
Blogger Marimé said...

luz en abrazo de cuerpos que crispan el cielo derramado
misma cita
abrazo derramado en cielo de cuerpos ajenos
bello andador copulativo
como los verbos
aunque la nada no es
o sí

octubre 06, 2009 7:37 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.