lunes, enero 10, 2005

(Vivaldi. Cello concerto RV 418)

palabras
que no encuentran la salida
pero te piden que te vayas lejos
muy lejos
donde el silencio alcance
a perfeccionar todas las ausencias
y el dolor de las estrellas...

4 Comments:

Blogger frank said...

Vivaldi y cello.
¿podrían vivir el uno sin el otro?
Antonio escribe a la luz del candelabro
notas sobre partitura de pergamino
el cello espera
ya llegará su turno de cantar
las notas de su amigo
en salón con alfombras

finalidades que se cruzan
como trenes en sentidos contrarios
que van y vienen
desde las mismas ciudades

enero 10, 2005 11:23 p. m.  
Blogger unsologato said...

Doc.
Tu comentario me recordó al Concierto Barroco de Alejo Carpentier.
El Universo es una misteriosa trama de relaciones... Pero la mayoría de las veces no nos damos cuenta...
Gracias.

enero 11, 2005 12:03 p. m.  
Blogger Magda de los devastados said...

Te dejo un regalito que habla de otras cuerdas, pero de la misma emoción.
" Los sollozos más hondos
del violín de otoño
son igual
que una herida en el alma
de congojas extrañas
sin final."
Extracto de canción de Otoño, Paul Verlaine

enero 12, 2005 11:06 p. m.  
Blogger unsologato said...

Gracias Magda... lindo regalo... yo era amigo de Verlain... después nos alejamos... pero parece que volvimos a conversar bajo un puente que vos construiste en una tarde de verano...

enero 14, 2005 11:46 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.