lunes, febrero 18, 2008

(Árboles 4608)



Árboles que no descansan en nuestro abrazo. Árboles de llevarnos sombra fresca sin mover la tristeza del sol. Así la intemperie de los cuerpos preguntando lo indebido del cielo. La herida sin gestos de raíces entrando en la tierra. Desnudos en distancia de bosque. Atrapados en una insignificante habitación del laberinto de espejos. Pero árboles adentro del pecho donde no crece la pesadilla. Y agujeros de luz por donde mirar las ausencias que no alcanzan a completar la destrucción.

Foto unsologato, baires.

7 Comments:

Blogger Socs said...

Lo he venido siguiendo sobremanera, caballero.

Y me llama demasiado la atención; un servidor tiene también el gran honor de ser parte de este camino de la poesía.

Me encantaría que leyerá algo de lo que escribo y poder intercambiar puntos de vista.

De antemano, gracias y una felicitación enorme.

Saludos, desde RyF.

febrero 18, 2008 1:23 a. m.  
Blogger Patricia Viot said...

Tienes buenos escritos, pero debo confesar que me encantaron algunas de tus fotografias.
Tienes un grato lugar.
Saludos.

febrero 18, 2008 4:13 p. m.  
Blogger The butterfly Effect said...

El caos se ramifica, nuestro árbol infinito.

Nos visitaremos

Saludo de

Las Autoras

febrero 18, 2008 6:17 p. m.  
Blogger liiz~ said...

me encanto lo que escribes; la simplesa de tus palabras y la calidad de tus fotografias ke me hacen entrar en un mundo fantastico en el que me gustaria estar.

un gusto y ojala nos sigamos escribiendo


liz<

febrero 18, 2008 6:36 p. m.  
Blogger frank h. said...

somos vivencias arborícolas, poeta

un abrazo desde las ramas más altas, amigo
esas desde donde vemos más lejos
donde creemos que el tronco carece de significado

febrero 19, 2008 1:28 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

"Arboles que no descansan en nuestro abrazo", pero si en el abrazo que la madre tierra les da mientras se mantienen de pie.
"Árboles de llevarnos sombra fresca" para protejernos de las radiaciones y dejarnos ver el movimiento de sus hojas.
Dicen que el sol se pone triste cuando ningún ojo humano puede recibir su sonrisa.Le bastará que sea el ojo de una iguana quien aprecie su sonrisa??

febrero 23, 2008 9:32 p. m.  
Blogger Cronopio - Idiota Desamparada said...

El que no tiene un árbol de importancia en la memoria, no sabe de lo que se ha perdido. El que no se ha caído de un árbol no sabe lo que no ha aprendido.

Besos como hojitas en primavera.

febrero 26, 2008 12:11 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.