martes, febrero 26, 2008

Ojo de otro animal



Sin respirar la pregunta que abra el círculo. Antes que el acero y la piedra sean los únicos materiales posibles. Y las geometrías del exceso nos aseguren la destrucción de una pared del corazón. Las necesarias durezas se exploran con piel de pájaros insomnes. (Tal vez los de Messiaen). Ombligo inundado de sudor o agujero que la luz no traspasa por temor al futuro. Ni claraboya ni ojo de buey sacrificado en altar de amantes. El animal acecha desde el abrazo. Destino circular que se completa en el vaivén de la cópula que la luz necesita para soñarse humana.

Foto unsologato.

3 Comments:

Blogger Gerardo said...

¿Por qué no respirar la "palabra" que abra esa puerta? Acaso es una puerta o es la entrada a otra dimensión?
Y si ponemos el oido junto al "ojo", no saldrá una mano hambrienta y nos arrancará la oreja? Bueno, también podría asomarse un tentáculo de un inmenso pulpo que te lleva hasta Juan Fernandez, por mencionar un lugar familiar. Quizás ésta fuese una solución muy buena porque podría aparecer el Loco que de un solo machetazo te libera de tan mala situación.

febrero 26, 2008 6:55 p. m.  
Blogger frank h. said...

quizás el círculo sea la forma perfecta
un círculo de nada
allí la pureza de las palabras
sirviéndose sólo a si mismas
seres de luz y sonido

abrazo, poeta alquimista!

febrero 27, 2008 12:55 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

mi mano magenta se extiende hasta su corazon náufrago...tal vez el calorcito de la amistad del color lo entibien...poeta

marzo 09, 2008 11:57 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.