lunes, abril 11, 2005

Desapariciones

Image Hosted by ImageShack.us

Después de una agotadora jornada de trabajo llegó a su casa. Puso la llave en la cerradura y abrió la puerta. Encendió la luz y lo que vio lo dejó perplejo: habían desaparecido todas sus cosas. El departamento estaba totalmente vacío. Las paredes en blanco. Ni un solo mueble. Ni siquiera una taza para servirse un té. Absolutamente vacío. Se sentó en el piso en medio del living, desconcertado y sin saber qué hacer; llamar a la policía parecía lo más indicado. No se explicaba cómo era posible que le hubieran desvalijado el departamento de esa manera y a plena luz de día. El teléfono tampoco estaba en el escritorio. Sacó de su chaqueta el celular y marcó los tres números. Nadie respondió. Insistió varias veces y nada. Bajó hasta la recepción para hablar con el conserje, quizás él supiera algo. Se sintió ridículo preguntándole si alguien se había llevado sus cosas. Todas sus cosas. El conserje lo miró con desgano y le dijo: -No me diga nada, usted es otro de los andan con el cuento que le han desaparecido las cosas de la casa. No se preocupe, caballero, vuelva a su casita tranquilo, en una de esas tiene suerte y le vuelve a aparecer todo, tal cual como lo dejó antes de irse en la mañana. Con la policía, le recomiendo que se evite el mal rato porque no están dando a basto con tantas denuncias de ese tipo. Y si no le aparecen las cosas en tres días, ahí sí, empiece a preocuparse.

11 Comments:

Blogger e. said...

Seguro fue el ladrón Mary Poppins y usó magia para meter todo en una bolsa de médico antiguo... y tiene una bodega mágica en donde cabe toooooooooooooodo lo que ha retirado de toooooooooooooooooodos los pisos a los que ha entrado... y aún así, sigue viviendo en la soledad... e.

abril 11, 2005 3:27 p. m.  
Blogger Sandra Carrasco said...

Tal vez proyectaba su vacio interno!!

abril 11, 2005 4:36 p. m.  
Blogger Hans - El Ratón de Biblioteca said...

Amigo mío: hay momentos en la vida que nos sentimos así, como si no hubiesen robado todo, llevado todo. El dolor es inmenso y solo superado por la impotencia de no poder hacer nada. Nos han robado el alma, y no hemos podido decir palabra... Es como si los dioses nos hubiesen olvidado.

Mañana será otro día!

Abrazoceánico!

abril 11, 2005 11:13 p. m.  
Blogger Magda de los devastados said...

Un fetiche en extremo exagerado, obsesivo, no se conformaba con una pequeña prenda, necesitaba todo...

abril 11, 2005 11:13 p. m.  
Blogger Tris said...

no pude evitar acordarme de el Club de la Pelea.
quizas, unas vacaciones...
o respirar aire puro vendrian muy bien

abril 12, 2005 1:25 a. m.  
Blogger Elisa de Cremona said...

robo las palabras de hans... "Es como si los dioses nos hubiesen olvidado."
Eso es efectivamente, nosotros los más olvidados.

abril 12, 2005 7:46 a. m.  
Blogger frank said...

En mucho modo somos nuetras cosas. Y nuestras cosas son parte del mundo llevadas por el uso que les damos y la manera como las tratamos.
Si nuestras cosas desaparecen, desaparece parte de nosotros... ¿Nuestra niñez, nuestros amores, nuestro tiempo? ¿Dónde están?
¿Y mis esperanzas? No las puedo encontrar...
Espero, confiado en que reaparecerám en tres días...

abril 12, 2005 7:57 a. m.  
Blogger Ángel mutante said...

Interesante relato, fíjese Don Gato. Pensaba que años atrás desaparecían las personas por acción de un Estado totalitario, puede que en un futuro desaparezcan sólo las cosas porque habrán logrado convertirnos en cosas. Será más fácil para ellos, enviar camiones de mudanzas en vez de esbirros armados. A veces creo que vivimos una dictadura de las cosas y que nos aferramos demasiado a ellas. Por ahí dijeron algo del Club de la pelea; en la película decían: no eres la ropa que usas, no eres el auto... Pero nos hacen creer que sí.
Un beso grandísimo y lujuriosísimo sin ninguna cosa mediante.
Chaoooo.

abril 12, 2005 8:52 a. m.  
Blogger unsologato said...

Eli, si un hada como vos lo dice, debe ser así.

Sandra. Tal vez... siempre tal vez...

Hans. Y sí. Nunca se sabe. Es que nosotros a su vez, también robamos algo y no nos damos cuenta. Viva los melómanos!!!

Magdalena. Entonces contribuimos un poco a desfetichizar la cosa.

Tris. Buena evocación de esa gran película. Gracias.

Elisa de Cremona. Tan olvidados por esos dioses que nosotros mismos soñamos y hurtamos a la memoria?

Doc. A Ud. mi amigo las esperanzas siempre le reaparecerán como por arte de magia, su propia magia en sus propias palabras. No se preocupe.

Angelorum. Tu comentario ha arrojado excesiva luz sobre alguna inspiraciòn de este relato. Gracias, querida bruja.

Gracias a todos, por no desaparecer y estar aquí con sus siempre bien recibidos comentarios.

Abrazoceánico y saludo felino con ósculo a cada uno.

Ahora viene un árbol para descansar de esta petit tragedia, nos vemos.

abril 12, 2005 3:53 p. m.  
Blogger Sandra Carrasco said...

...y si!!
de mi siempre obtendras un tal vez.
tal vez si, tal vez no, tal vez... tal vez más tarde, tal vez mañana, tal vez de madrugada,tal vez hoy, tal vez nunca, tal vez con deseo, tal vez sin deseo, tal vez con zapatos, tal vez sin zapatos,tal vez sentados,tal vez parados, tal vez de lado, tal vez de costado, tal vez arriba, tal vez abajo, tal vez con, tal vez sin,tal vez aquí, tal vez allá, en fin, tal vez!!

abril 12, 2005 4:55 p. m.  
Blogger unsologato said...

Sandris.

El encantor juego del Tal vez... Talveceando nos hacemos íntimos de la incertidumbre, por lo tanto nos instalamos en pleno laberinto y ahí sí que ya somos definitivamente humanos...
Un gran ósculo felino que tal vez es áun más grande.

abril 12, 2005 5:03 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.