lunes, febrero 01, 2010

(Ventilador 5196)



No ventilador, no, pero girar sí. Girar. Girar a la velocidad del ojo que cae dentro de la luz. Ojo caído luz adentro. Luz giratoria sin muertes paralelas pero con geometrías de angustia. Girar las manos como el pájaro cartonero. Geometrías de angustia: cuadrado y círculo del ventilador. Pedirle a la estrella más lejana que alguna cosa quieta, en su lugar de siempre, tenga consistencia de abrazo. Geometrías de angustia en su lugar de siempre y abrazo. Giraestrella que une los cuerpos en oscuridad progresiva. Obsesiva oscuridad que avanza por calles del cielo. Girar sin reloj pero con arena lamiendo el mar. Todo el mar lamido por lenguas de arena sin huellas de ventiladores ni gaviotas. Girar el pezón de ella con la misma boca que repite su ausencia. Dejar que el aire vuelva a construir la respiración. Que el aire le de nombre de mujer al ventilador de esa noche de incertidumbre. Plena incertidumbre del aire.

Foto unsologato.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Recuerdo un texto mío que te gustó: girar y girar... Todo incierto, más que el leerte. Te tomé una foto prestada.

Beso, sí

marzo 14, 2010 7:38 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.