miércoles, septiembre 07, 2005

Habitación oscura.

Image Hosted by ImageShack.us


En esta habitación, la oscuridad llega pesar sobre la piel y dan ganas de arrancarse los ojos para intentar ver las cosas desde otro dolor.

No era necesario hablar de dolor. Nos los habíamos prometido. Tantas cosas uno se promete, pero cuando se llega a una habitación como esta todo resulta inútil.

Llevo mucho tiempo (no sé exactamente cuánto, aquí sólo hay oscuridad) tratando de establecer los límites y la forma de la habitación, pero aún no llego a ninguna conclusión definitiva. A veces creo que es rectangular, pero haciendo algunos cálculos me doy cuenta que aún no he logrado recorrer completa ninguna de sus paredes. Entonces te pido que me ayudes pero prefieres guardar silencio y esconderte como un animal asustado. El leve calor que despide tu cuerpo y la respiración un tanto agitada, es lo que me permite saber que aún estás aquí conmigo.

Sé que por haber dicho eso de los ojos y de arrancarnos la piel me vas a castigar. Como si esto no fuera suficiente castigo. Lo más probable es que trates de confundirme respecto de los datos que necesitamos para saber qué forma tiene la habitación. Ese quizás sea el comienzo de un posible plan de fuga. Has balbuceado que la habitación es circular, pero ambos tratamos de negarlo.

Te acercas. Me abrazas temblando. Me pides que me calle, porque la única forma de sobrellevar tanta oscuridad es permaneciendo en silencio... (Hace tiempo que has dejado de creer en esa extraña luminiscencia de las palabras). Te has convencido que ese silencio nos abrirá alguna puerta, pero hasta ahora nuestros recorridos ciegos con las palmas extendidas sobre las murallas no han encontrado la más leve hendidura que permita pensar en la existencia de una puerta.

No quieres que vuelva a repetirlo. Prefieres creer que existe una puerta que en algún momento se abrirá; entonces me abrazas y puedo sentir tu desesperación y tu rabia y en ese abrazo comenzamos a darnos cuenta que nunca lograremos salir de una habitación tan oscura como esta...

Foto unsologato.

15 Comments:

Anonymous bai said...

Las palabras son la única manera de ilumninar esa estancia y la única posibilidad de que se peguen a las paredes, se agarren y busquen los huecos por donde salir al exterior. A un exterior donde ya no hará falta ir porque será tanta la luz dentro, a compartir en las palabras y la piel, que querrás quedarte eternamente envuelto en sus brazos que ya no tiemblan...

Un beso...

septiembre 07, 2005 10:12 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

¡¡¡Che, qué bueno!!!
Es patético, fuerte, misterioso.
Es para releerlo lentamente y saborearlo. Un abrazo de oso. g3

septiembre 07, 2005 11:06 a. m.  
Blogger WWW.KRISTIANZ.COM said...

Bestia o ángel cruza mi habitación, lento como un ganzo de piedra, descendiendo en los cimientos de este amargo lugar.
En medio de la sangre me persigue ese rostro, su piel por la que corre el agua, arrastrando los últimos muertos de invierno.
KZ.

septiembre 07, 2005 11:19 a. m.  
Blogger Ángel mutante said...

Permiso gatito negro... me voy a suicidar y vuelvo. Te traigo una calavera de ángel para que pongas en el velador.
Gracias por estas oscuridades!!!

Besito devastador.

Chaooooo.

septiembre 07, 2005 1:12 p. m.  
Blogger galgata said...

El problema de las promesas es que, por lindas que sean, uno no debería realmente hacerlas :(

septiembre 07, 2005 1:32 p. m.  
Blogger pasajera desconocida... gatalma said...

imagino la grandeza deste lugar....se que has estado buscando hace mucho... no te veo, pero te siento en esta inmensidad oscura, intento buscar la salida y de pronto, encuentro tu cuerpo... me aferro a el, tengo miedo, me salta el corazon... sé que me percibes y esperas que te diga algo.. no sé...
digo queste espacio es circular... me sospecho que tambien sabes que no lo es, me sospecho que tampoco sabes como es...
te hablo en silencio te grito y finjo buscar una salida a esta oscuridad que me roe los huesos... que me enfria el alma te grito en silencio questuculpa... y sé, en silencio que desta oscuridad no podrémos nunca escapar...
saludos de cuarto oscuro...

septiembre 07, 2005 4:32 p. m.  
Blogger c. said...

vine a ponerme al día con tus cuentos... hace tanto que no te leía... partí por abajo y me quedé pegada en querido/a viceversa... qué bueno!!!, mañana sigo con los otros, saludos y gracias por ir, c.

septiembre 07, 2005 4:48 p. m.  
Blogger Pilar said...

Tus relatos a veces megustan-conalegría, y otras me dan como susto...nose, frio, se siente un misterio medio terrorifico, igual me gustan pero es diferente. Supongo que esa es la idea...Un saludo niño en la oscuridad perpetua. Bye.-

septiembre 07, 2005 6:03 p. m.  
Blogger notemetasenmivida said...

Hey, pero si tu template tb esta bueno... :)


Me da miedo la oscuridad y la obscuridad.

septiembre 07, 2005 7:57 p. m.  
Blogger ojitos said...

habra que aprender a caminar despacito, con/en esa ceguera obligada de la oscuridad, de seguro en algun momento te aparece un techo de estrellas.

septiembre 07, 2005 9:16 p. m.  
Blogger frank said...

escapar, de qué?
de un sentimiento que nos clama 'escapar!'
la piel amiga
sólo la piel y sus palabras luminosas
lo que vemos ya no sirve
sólo nos puede liberar un gran silencio

y la infinita esperanza

lo último
que nunca se pierde

grande este Gato Poeta, grande
cada día más

((( abrazo claustrofóbico )))

septiembre 08, 2005 6:41 a. m.  
Blogger Filos en Mundo de Sofía said...

Un momento a oscuras, que puede significar el silencio absoluto de las miradas, donde sólo quedaria ir dibujando con la imaginación las lineas que marcaran el trayecto a la salida de los temores, vale le pena viajar a ciegas cuando es que hay algo a donde llegar, hasta las cosas que no tienen sentido nos llevan muchas veces a lugares que valen la pena vivir.
Muy bueno es mi primer visita por aquí.

Elva*

septiembre 08, 2005 1:53 p. m.  
Blogger Xime said...

No encontraron la puerta porque la puerta no estaba en las paredes. Siempre está en otro sitio. Apuesto que en este caso la puerta la tenía ella. Y tú la llave que no pudiste encontrar. Y ella quería tanto abrir.

Un besote con linterna para alumbrar las cerraduras.

septiembre 08, 2005 4:09 p. m.  
Blogger unsologato said...

Entusiastas, encendidos, calurosos, cariñosos y conmovidos, agradecimientos a todos los comentaristas y lectores que soportaron estoicamente estas oscuridades.

Abrazo felino solar para todos!!!

septiembre 09, 2005 10:17 a. m.  
Blogger Magda de los devastados said...

Ando medio oscurecida, así es que no te puedo dejar una antorcha en la habitación, pero ¿y las ventanas?.

septiembre 10, 2005 6:12 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.