martes, agosto 16, 2005

Los muertos

Image Hosted by ImageShack.us

“Ojalá te alcance mi irrealidad”. Siempre te decía eso, me mirabas con cara de estatua viviente y nos largábamos a reír como desesperados. Y la risa nos duraba hasta que escuchábamos los pasos de tu padre en la escalera. Yo corría a meterme debajo de la cama y vos te mordías las manos intentando parar de reír. Pero tu padre ya conocía ese gesto y te miraba las manos y veía las marcas de tus dientes. Entonces te golpeaba, siempre te golpeaba y comenzabas a llorar al tercer golpe y yo salía debajo de la cama para tratar de defenderte y tu padre, siempre el mismo hijo de puta, me tomaba del cuello, me levantaba en el aire y así me llevaba hasta la puerta. Me lanzaba afuera como a una cosa y vos te abrazabas a sus pies y le suplicabas que me soltara. Pero todo era inútil porque su fuerza era descomunal, su furia ciega, y ambos demasiado débiles para que las cosas alguna vez fueran distintas.
La escena se repetía todos los días. Sabíamos que ese era nuestro infierno. Lo sabíamos mientras nos abrazábamos desnudos y aún faltaba una hora para que llegara ese monstruo que te había engendrado; sabíamos que las alternativas eran escasas y nos encaminábamos irremediablemente hacia ellas: o él o nosotros.
Así fue como te convencí de que lo insultáramos juntos, con todo el odio acumulado durante esos años de humillación, porque eso lo haría redoblar su salvajismo y su fuerza y sacar la navaja que siempre lleva en el bolsillo del pantalón y entonces sí, la única y final alternativa, que juntos le sonriéramos a la muerte...

Foto unsologato

13 Comments:

Anonymous Nefele said...

ufff

...

nada que decir..
gran relato

agosto 16, 2005 11:24 a. m.  
Blogger Altamar said...

compadre, fuerte su escrito, y hoy no ando de humor para cosas fuertes. Precisamente hoy puse algo sobre la violencia humana, vivimos al borde de tantas cosas, que algunos terminan por no soportarlo.
Abrazo.

agosto 16, 2005 11:56 a. m.  
Blogger Xime said...

Gatito, está para quedar sin aliento. Gracias.

Un abrazo afilado, bien afilado, para terminar con tanto hijodeputa de una buena vez.

agosto 16, 2005 12:58 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Es un relato que pone los pelos de punta. Evidentemente debe haber una tremenda pasión entre los amantes para buscar una solución tan temeraria.
Modestamente, ubico a los personajes en una tragedia griega; pienso que en estos tiempos, donde todo es tan premeditado y calculado, puede parecer poco real que dos seres se jueguen la vida por sus sentimientos. g3

agosto 16, 2005 3:35 p. m.  
Blogger notemetasenmivida said...

Los padres siempre son celosos.
Y uno, cuando joven, siempre es un usurpador, un don nadie.
A algunos nunca se les pasa.
Lamentable la irracionalidad de las personas.

agosto 16, 2005 5:04 p. m.  
Blogger c. said...

ufffffff... notable, qué buen cuento y qué bien escrito, gracias y saludos

agosto 16, 2005 9:47 p. m.  
Blogger Cpunto said...

la irrealidad nos alcanza, vio, por un agujerito colado de alguna de esas ventanas, de esas medio desarmadas que cuelgan, dispara, apunta, y fuego, fuego y arde todo el mundo y uno se consume, pero vive, vive,

saludos,
me ha gustado mucho,

C.

agosto 16, 2005 10:22 p. m.  
Blogger frank said...

este Poegato nos trae cada cosa ...
estremecedor
terrible
esa violencia es psíquica?
irse lejos, no es suicidarse un poco?
una pedrada literaria - pero buena ... buena.

abrazo sin navaja - de miércoles con sol

agosto 17, 2005 8:50 a. m.  
Blogger Ángel mutante said...

Ay ay ay ay Gato. Qué nos traes por acá. Te beso todos los bigotes uno por uno, en señal de absoluta y total aprobación por este relato.

Chaoooo.

agosto 17, 2005 9:57 a. m.  
Blogger c. said...

gracias por las palabras, el ánimo, la visita y la bienvenida, saludos, c.

agosto 17, 2005 11:06 a. m.  
Blogger unsologato said...

Gracias Nefele.
Gracias Altamar.
Gracias Xime cronopia.
Gracias G3, muchas gracias.
Gracias Notemetas.
Gracias C.
Gracias C.Punto, muchas gracias.
Gracias Dock, muchas gracias.
Gracias Angelorum.

Gracias a todo y que la vida les sonría y les ronronee como yo les ronroneo.

Abrazo felino!!!

agosto 18, 2005 8:09 a. m.  
Anonymous bai said...

Al redoblar su salvajismo, al provocarlo tantas veces, al sacar su navaja, habríamos tenido la perfecta excusa para asestarle un buen trompazo con una estaca en medio del cráneo y partírselo en dos "en defensa propia al vernos amenazados con arma blanca..." Y, después, habríamos abandonado la escena juntos sin mirar atrás para vivir lejos de allí el amor que nos tenemos.


¿Llego tarde para los saludos? Disculpa, Unsologato, estuve fuera y con poco ordenador... Fantástico tu relato, algo negro, algo violento, algo triste. Algo atrevido en fín. Fantástico. Un beso.

agosto 21, 2005 8:02 p. m.  
Blogger Magda de los devastados said...

Para eso también sirven las ventanas, antes de los filos, las huídas son mis predilecta. Besos.

agosto 22, 2005 10:46 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.