miércoles, diciembre 10, 2008

(Collar 4860)



El collar de la alegría del cuerpo no tiene cuentas de cabezas jibarizadas ni moléculas de ausencias áulicas en caminos que van y vienen por la piel hacia la piel en profundidades que cuelgan del cuello del cielo sin guillotina uno del otro porque el collar tiene cuentas de corazones de árboles que aceptan ser peces en la condena del abrazo durante todo el péndulo de cópula con que celebran la única creencia que los ata al pecho de la tierra en respiración sanguínea del adentro.


Foto unsologato.

2 Comments:

Blogger Marimé said...

Desahuciado y auspicioso a la vez. Impacto, última amarra, como la soga de Nerval.Un collar es un collar.
Bien, gato, bien.
Preciso y variopinto

diciembre 12, 2008 1:46 a. m.  
Anonymous g3 said...

El "collar de la alegría" pareciera una gran abstracción porque , si no tiene principio ni fin, no parece ser de este mundanal ruido.

diciembre 16, 2008 7:34 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.