viernes, septiembre 12, 2008

(Luz 4782)



Las diferentes capas de luz prefiguran la danza quieta. Ni piel, ni piedra, ni papel. En el círculo que no termina de engendrar la espera. La espera sin números negros sobre papeles celestes. Ansiedad de partes desensambladas. Luz de afuera. Luz de hacer nada. Maldito el afuera sin garras de ternura. Danza del reflejo puro y la precópula. Ni brazos ni piernas entrelazados. Y todo lo que se acurruca sin saber el desenlace. Paredes que aún no se degradan. Cuerpos que vaticinan otros cuerpos. Luz de adentro. Un adentro más líquido. Ni agua, ni saliva, ni semen. Luz del vacío.

Foto unsologato, Teatro Municipal General San Martín, Baires, Septiembre de 2008.

2 Comments:

Blogger frank h. said...

y aquí nos traes figuras recortadas de sombra, arañando la luz

siempre ese tramo de espera solitaria

abrazos, poeta!

septiembre 21, 2008 6:47 p. m.  
Blogger bai said...

Tu liquidez del vacío es exquisita... Madurarla en una cava, reposarla en la penumbra, que se vuelva aterciopelada con un pequeñísimo punto de aspereza.

Me gustó mucho. Beso arándano.

octubre 22, 2008 3:07 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.