lunes, noviembre 21, 2005

Detalles

Image Hosted by ImageShack.us

Nos consumimos en detalles, se nos va la vida en ello, pero nos reímos. Para la mayoría de los mortales esos detalles son insignificantes, pero para nosotros todo lo contrario. Podemos pasarnos toda una mañana buscando datos sobre el concierto para piano Nº 11 K. 413 de Mozart o rastrear la cadena de la leche descremada que hemos bebido en ese día que comenzó con sol pero que se nubló después del cenit. Por la tarde cotejamos los datos que fueron apareciendo casi siempre al azar y tratamos de relacionarlos. Los resultados son siempre absurdos pero terminamos riéndonos como orates de los delirios que salen de esas composiciones por demás sugestivas. Una de las justificaciones finales termina siendo esta: “No te preocupes mi amor, hemos fracasado una vez más al intentar establecer una relación causal entre ese vivaz, sencillo y galante concierto de Mozart con la leche descremada que nos servimos al desayuno, pero tené la completa seguridad que si estamos vivos en 10 o 20 años más, celebraremos este 21 de Noviembre de 2005 como el día aquél en que el concierto Nº 11 para piano y orquesta K. 413 de Mozart logró tener algún tipo de contacto con la buena leche de esa mañana de sol. Con eso es suficiente, qué más se le puede pedir a la vida que un poco de memoria de la risa misma...”


Foto Unsologato.

11 Comments:

Anonymous bai said...

Irradias optimismo y bailas con todas las sonrisas, todas las risas, en tu texto lleno de detalles.

Un abrazo dichoso y un beso lacteado en tu oreja ( y Mozart riéndose allegro en mis labios) :-)))

noviembre 21, 2005 12:25 p. m.  
Blogger Black Mamba said...

La vida está hecha de detalles. Son los detalles los que dan el sabor, los que traen preguntas y también respuestas, los que dan tintes especiales, absurdos o casuales.
Me gustan los detalles...me agrada su detalle don unsologato

noviembre 21, 2005 5:06 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

creo en los detalles asì como en los intentos...... lo màs chiquito es mucho, o tanto.....
muy bueno, gato!....
otra vez, me hiciste reìr/ sonreir..... con tu delicadeza, y Mozart, y las bondades de la leche o el yogurth......
linda èsta mañana de sol, desde su màs pequeño asomo!......
mi beso para vos, hoy tiene algo de ese Mozart,o el requiem que escuches, y tu desayuno
besos repartidos!....
Matilde

noviembre 22, 2005 8:39 a. m.  
Blogger Mister Something said...

ta weeeno, es usted detallista para escribir incluso.

eso tá weno. yo creo que somos detallistas porke no nos gustan las cosas a medias, o no nos gusta pasar por tontos o algo así???

cahu.

noviembre 22, 2005 11:58 a. m.  
Anonymous ella y su orgía said...

¿Sería usted tan amable de decirme dónde podría adquirir esa marca de leche? A lo mejor si comienzo la mañana con un vaso del mismo líquido blanco que toma usted me emborrache de ingenio.

Lametazo orgiástico.

noviembre 22, 2005 1:37 p. m.  
Blogger Ángel mutante said...

Ay, ay, ay Gatito ingenioso, ardo en deseos de saber quien es la afortunada que comparte contigo risas y detalles...

Me alegraste el día con tu euforia.

Besitos para tus bigotes salpicados de leche!!!

Chaoooo.

noviembre 22, 2005 7:06 p. m.  
Blogger Laura said...

Muy optimista y muy realista. Desde chica hago eso y celebro esas casualidades para nosotros, que son causalidades reales al fin.

Ciao

noviembre 22, 2005 7:33 p. m.  
Anonymous Nefele said...

Esas palabras son parte de mi Credo

amen por ellas.

noviembre 22, 2005 8:21 p. m.  
Blogger nika said...

"¿Has adivinado y pintado este recuerdo mío o has pintado el recuerdo de muchos seres como vos y yo?"
Me sentí retratada.

noviembre 23, 2005 12:52 a. m.  
Blogger unsologato said...

A quienes han tenido el encantador de detalle de dejar su comentario: muchísimas gracias en nombre de todos los gatos mozarteanos de la tierra y del cielo.

Abrazo felino para todos.

Bienvenidos los que desembarcaron aquí por primera vez.

noviembre 23, 2005 10:22 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

¡Qué detalle relacionar una obra de Mozart con la leche de la mañana! Si lo celebraste, si lo compartiste y hubo sonrisas por la ocurrencia, ya se produjo el milagro: ya quedó almacenado en algún lugar de las memorias. Seguro que para Mavra puede ser parte de su rutina matinal; habría que preguntarle si sus sorbos lechosos mantenían alguna relación con lo que escuchaba de Amadeus. Preguntale y decime su respuesta.
abrazo de osos. g3

noviembre 23, 2005 11:57 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.