miércoles, noviembre 10, 2010

Pared-Piel-Papel



De pared a pared. Ni siquiera piel de papel. Papel de pared en piel de labio interior que permita escribir o no escribir: vagina dulce o sólo eyacular cuatro palabras. Cuatro, no más que cuatro pezones. El exacto número de paredes que aniquilan la intemperie. Así con cuatro dedos cercenados chorreantes de sangre usados como lapiceras que no señalan la pared más telúrica. Apoyar el oído en ese papel pared A4 y no escuchar el gemido ni la radiofonía del pletórico en huestes dérmicas. O manos vacías. Sin que importe la cantidad de dedos A4 en toda la pared de papel. Y una sola mancha roja casi negra en el vómito que cauterice definitivamente la grieta. Esa grieta en la piel pared donde supura otro sol.

Foto unsologato.




1 Comments:

Blogger Marimé said...

Terrible, pero redondito. Chapeau!

noviembre 23, 2010 1:43 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.