jueves, octubre 21, 2010

(Salida 5371)



Vos me decías aguaviva, ahí la salida. Y yo cegueramente solo el cartel indicador: labio-vodka-labio. Tren rojo para besarnos en estaciones donde no se abren las puertas. Todo bajo tierra. Subcielo de subpiel en cópula certera como única perfección posible. Y había tanto mar en esos abrazos que cantaban pinares y piedra de sacrificio. Pero vos repetías salidas con letras blancas y la sangre volvía a estallar. Aunque no fuese verdadera sangre, sólo el tumulto pegajoso de una sustancia ansiolítica que permanecía siempre idéntica a una porción exacta de duda: títere sin cabeza.

Los cráneos de ambos rodando por el andén y nadie que los patee hasta la salida.


Foto unsologato.

2 Comments:

Blogger Marimé said...

Muy buena la narratio en brevísimo. Te diste espacio para todo: el planteo, cierto avance de acción, la reflexión introspectiva,más acción, o varias superpuestas, las circunstancias, de dentro y de fuera, el silencio y, después, como un hachazo, el remate.
¡¡¡Chapeau!!!

noviembre 07, 2010 5:08 p. m.  
Blogger Micar Dozocru said...

¿Cómo definirías este tipo de escritura??. Me parece muy interesante.

febrero 18, 2011 6:15 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.