jueves, septiembre 22, 2005

Manchas de luz en la pared...

Image Hosted by ImageShack.us


El sol de septiembre entra por la ventana y dibuja geometrías en la pared.
Él contempla con alegría esas manchas de luz y sigue el resto de las horas ensayando variaciones en su mente a partir de esas imágenes. Pero su mujer está cansada de escuchar que para él con eso es suficiente y no necesita otra cosa.

La mujer cree que esas formas tienen cierta belleza, pero el entusiasmo que provocan en su hombre le parece inaceptable.

Un día de esa primavera, ella decide que no soporta más vivir con un tipo a quien lo único que le importa en la vida son unas manchas de luz en la pared. Le pide que se separen, que él tome sus cosas y se vaya de la casa. Él acepta, serenamente, lo que ella quiere, quizás como si se tratara de otra variación geométrica de la luz en su pared; pero sabe que no podrá vivir sin ver esa manchas que el sol dibuja con tanta precisión todas las mañanas de septiembre. En ese instante decide quitarse la vida.

Compra un arma de grueso calibre y a la mañana siguiente cuando las manchas de luz están en el lugar exacto, apoya el cañón del arma en la frente y dispara. Las manchas de sangre borran de la pared esas otras tan delicadas y geométricas que el sol dibujaba en la alegría del hombre.

Pocos días después del funeral, la mujer se cambia de departamento y los próximos arrendatarios ponen cortinas oscuras y gruesas en la habitación y así impiden que el sol entre por esa ventana y dibuje sus geometrías en la pared.



Foto unsologato.

13 Comments:

Blogger pm said...

en fin, hay geometrías que cuestan la vida y luego sencillamente desaparecen...

septiembre 22, 2005 10:13 a. m.  
Blogger Ángel mutante said...

Buen relato, Gatito. Solidarizo con todos los suicidas. La vida es algo nimio que bien puede equipararse a una mancha en una pared.

Besitos lúbricos al 70% y castos al 25%, queda un 5% librado a tu felina imaginación.

Chaoooo.

septiembre 22, 2005 10:28 a. m.  
Blogger pasajera desconocida... gatalma said...

mmmmmmm.......
apasionado como siempre, la angustia se adueña desta panza el dia de hoy....
seguramente él, podra contemplar nuevas figuras geometricas dondeste...
siempre entra el sol por alguna ventana...
siemprefiguras nuevas aparecerán...
besos...

septiembre 22, 2005 11:30 a. m.  
Blogger pasajera desconocida... gatalma said...

jejejeje...
meolvide decir quemencanto
mas besos...

septiembre 22, 2005 11:32 a. m.  
Blogger notemetasenmivida said...

Yo daría mi vida por mucho menos...

septiembre 22, 2005 3:23 p. m.  
Blogger Paitoca said...

Que tragedia...esos reflejos fueron los culpables, no el egoísmo de ambos, no el desamor por amor...las manchas de luz fueron las culpables, por eso las evita, las elimina, las reduce a sombras...

septiembre 22, 2005 5:35 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

toc toc....pido permiso para entrar por esta ventana, y entro descalza.......
Me acuerdo que de chica amaba el libro Chico Carlo, de Cané....... pero sobre todo, producía en mí una gran fascinación el dibujo de la cubierta : una xchica en la cama, mirando manchas en su pared, descubriendo formas....... me pasaba largos ratos mirándola, y, ya en mi cama, trataba de descubrir en mi pared , en ese juego de luz y oscuridad, seres, mundos, fantasmas, que me visitaban......
Mostráme esas manchas de luz, gato, tal vez te pueda ayudar a descubrir más......no temas adentrarte en esos mundos......intuyo que se van a abrir muchas puertas y ventanas, y tal vez te guste tanto lo que veas y descubras, y te fascine y enamore tanto, que decidas por propia voluntad, y con tus pies descalzos, salir de esa habitación.... atravesar sus paredes, la libertad, ampliar fronteras a límites inesperados, jamás soñados, y más, más vida.....
te invito, intuyo , que es así, algo así....
como siempre y como nunca, mis besos brujos.....Matilde

septiembre 22, 2005 8:56 p. m.  
Anonymous Nefele said...

De verdad perdía sentido la vida sin esas geometrías.

Yo miro trizaduras en las murallas.

Saludos
Nefele

septiembre 22, 2005 10:59 p. m.  
Blogger nadie said...

Los primeros días de primavera. hay una serie de estudios que no citaremos aquí por irrelevantes. Los dibujos del sol en la pared parecen mucho más maravillosos.

septiembre 23, 2005 9:44 a. m.  
Blogger Xime said...

"...y llevas el caño a tu sien / apretando bien las muelas / y cierras los ojos y ves / todo el mar en primavera..."

Me acordé de Charly. Me acordé de la luz en los párpados, jugando a entibiar sin entibiar. Me acordé de los diálogos sordos y de las manchas parlantes.

Un besito, minino.

septiembre 23, 2005 3:26 p. m.  
Anonymous bai said...

Un relato completo,el tema me gusta desde el primer momento ¿quien no ha visto una cara en una sombra o un gesto en una nube que se deforma por el viento y se transforma? O ¿una escena completa en una pared o en los dibujos de las piedras del suelo? Y ha disfrutado con ella y se ha sonreído imaginando.

El desarrollo del relato me sugiere esa melancolía implícita en toda La Tregua. El suicidio no es más que un paso más en el descubrimiento de uno mismo, sólo que luego ya no estás para contarlo. Sin más alharacas. Y las cortinas gruesas... una manera de zanjar el asunto, de no enfrentarse, de no resolver. Un signo de cobardía.

Has plasmado muchos sentimientos y has recogido muchos aplausos y besos. Era de esperar... :-))

Te brindo mi sincera admiración por tu escritura.

septiembre 24, 2005 8:29 a. m.  
Blogger unsologato said...

Les agradezco a todos y cada uno los comentarios.
Gracias: PM, ángel de fuego, Paitoca, Matilde, Nefele, Nadie, Xime, Bai... Faltó Dock, dejamos las manchas de luz a la espera...

Abrazo felino para todos!!!

septiembre 24, 2005 10:07 a. m.  
Blogger frank said...

la incomunicación
dicen...
así la llaman

nacemos solos - morimos solos
dicen...
así será

si suponemos que eso es verdad
todo lo demás
es un regalo

abrazo de soles y ventanas!

septiembre 25, 2005 3:26 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.