lunes, enero 23, 2006

Sol 3984

Image Hosted by ImageShack.us

¿somos la tristeza de este sol
que no encuentra la pesadilla
donde nos juramos amor del más frágil?

¿un sol que junta añicos
con las manos de nuestros fantasmas?

¿somos un sol sin piel
ni tierra
un sol sin agua
un sol que hemos desquiciado
de tanto destejer el horizonte?

¿somos la pregunta
que el sol nunca le hizo al cielo
ni a la tierra
pero sí a los muertos?


Foto unsologato. Santiago de Chile, Centro.

4 Comments:

Blogger e. said...

somos el sol
solo el sonido
sin sentido
de las sombras
...
siempre es
hermoso
leerte
así...

besos
secretos
e.

enero 24, 2006 10:34 p. m.  
Anonymous g3 said...

¡¡¡Muy buena la simbiosis imagen-poema!!!
Evidentemente, "ese sol" te ha inspirado para elevarte en una visión cósmica, desde se puede apreciar la diferencia de magnitudes; los humanos nos movemos como "elementos" pequeñísimos, pero, al estar dotados con una poderosa fuerza interior, que puede servir para ayudar a un escarabajo. Parece de cuentos, pero me ocurrió: ayer vi a uno de esos "bichitos" - que me hacen acoradr al unicornio - que sobre su caparazón movía sus patitas hasta que logró darse vuelta; luego siguió su camino. El caminaba, sin saber hacia adonde, a nuestros ojos, pero avanzaba. ¿Por qué, tantas veces, nos metemos en laberintos, que nos custa encontrar la salida? ¿Será porque caemos en las garras poderosas de la indecisión? El alma sigue volando; muchas veces se encuentra con circunstancias desconocidas; se trata de entender esas situaciones, de encontrarles algún sentido.. y si no se lo encontramos, mantenerlas "archivadas" hasta que las podamos relacionar con otras experiencias y completemos el "rompecabezas".
Un abrazo de osos.

enero 25, 2006 12:25 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

...què belleza repleta de preguntas,
ser dioses y sol, y copas vacìas, sedientas,
y agua y vino para el otro,
belleza juntar las preguntas
los gritos
las miradas
las copas.....

mis caricias a tus preguntas
y a tu boca...
Matilde

enero 27, 2006 6:29 a. m.  
Anonymous bai said...

no escribí en su momento sobre este poema porque las preguntas sin respuestas montaron barricadas en las diferentes carreteras entre mi corazón y mi cerebro. Levantaron adoquines, cavaron zanjas, interceptaron cualquier seña -catalogada de locura por lo cuerdos que recomiendan que me esté quieta porque el vértigo pasa con la inmovilidad en el tiempo- que permitieran saborear los poemas tres mil novecientos ochenta y algo que has escrito llenos de sol, árboles, ventanas, tristezas y de preguntas. Las mismas que paralizan el fluir demencial de tus letras en esos cielos que se abren para ofrecernos la belleza en tus poemas cuatro mil...

Me gustó tantísimo este poema de sol 3984, miGato, que ahora que nadie volverá para atrás a leer mi comentario, me apetecía mucho dejártelo.

Con un beso sin aspaviento.

febrero 11, 2006 2:13 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.