viernes, agosto 27, 2004

Salvación.

También se pueden editar espacios en blanco. Pero no se aceptan en las esquinas donde la gente grita. Todo depende del tamaño de las baldosas que se vaya pisando, siempre que uno vaya descalzo (como los pájaros). Es indistinto que el cielo permanezca idéntico a sí mismo o haya iniciado la mutación de alguna de sus páginas. En el laberinto, a veces se encuentra a Platón conversando con Shostakovich. Los heterónimos suelen ser batante veraces, aunque este no es el caso. Lamentablemente, esta mañana, el Cuaderno Modigliani no recibió ningún guijarro. Es probable que la salvación del día dependa exclusivamente de estas pocas palabras. Demasiado pocas.
La pobreza y la irrealidad alcanzan para todos...

1 Comments:

Anonymous bai said...

Es posible que la salvación del día dependa de unas pocas, muy pocas y elegidas palabras: un saludo soleado y a destiempo de "Buenos días" o un "Buenos días" de abrazo abrigado y nocturno. Los abrazos de palabras me salvarán mil y un días.

agosto 07, 2005 7:48 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.