viernes, febrero 11, 2005

(Vivaldi. RV. 418)


tres mujeres gordas
(posibles musas de Botero)
se bañan en el mar helado
saltan las olas
y gritan el horizonte

(nadie ve desaparecer
sus huellas en la arena)
Posted by Hello

3 Comments:

Blogger frank said...

Cuando estaban mar adentro, con el agua hasta las rodillas, sus sombras cubrían tan vasta extensión de fondo marino que los peces y los pulpos, las tortugas y los calamares buscaban, incrédulos, a aquellas ballenas invisibles.

febrero 11, 2005 8:30 p. m.  
Blogger unsologato said...

No eran las tres gracias... ni las treinta desgracias... La abundancia en carnes las asemejaba a ciertos angelotes que los carniceros de Potosí cuelgan en los escaparates cerca del costillar más grande. Vegetarianos abstenerse.
Yo sabía Doc, que no ibas a dejar a estas damas sin una tortuga, son animales tan hermosos...

febrero 12, 2005 1:06 a. m.  
Blogger Ángel mutante said...

Qué cosa más fea!!!
A qué gordita estará tratando de seducir este gato e miéchica...

febrero 13, 2005 1:13 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

El Tiempo Buenos Aires Aerod.